Cómo hacer una espada de madera en casa

Escrito por Edwin Thomas

Las espadas de madera son muy útiles para una gran variedad de cosas: para un vallado, para kendo, para decorar, o incluso para juegos algo rudos. Hacer una espada de madera es algo que puede hacer cualquiera, con las herramientas adecuadas, buenos materiales, mucho tiempo y no poca paciencia.

Elige el diseño de la espada que quieras hacer. Qué tipo de espada quieres es importante, porque no querrás trabajar con espadas de filo fino. Ningún tallador quiere dedicar mucho trabajo a algo que se quebrará fácilmente en dos. Elige una espada de filo ancho, como la de un gladiador, una espada larga, una katana o una claymore. Evita las espadas de hoja estrecha como un estoque.

Elige tu madera. La mayoría de las espadas de madera están hechas de palisandro de un aspecto muy agradable, pero si no puedes conseguirlo, cualquier madera dura funcionará. Necesitarás dos piezas: una para la espada y otra para la guarnición o guardamano.

Dale forma a tu espada. A no ser que tengas acceso a un torno, necesitarás hacerlo a mano, tallando y socavando la espada. Usa fotos de un ejemplo real de tu espada, tállala con la forma de la hoja y el mango, y luego líjala para que tenga un buen acabado. Asegúrate de que tu mango sea más ancho que la hoja. Eso es importante para poder colocar el guardamano.

Con ayuda de la sierra de arco, mide con cuidado y corta un agujero en guardamano cuadrado. Este deberá deslizarse por la hoja y detenerse con el mango, por lo que deberá medirse para esta parte de la espada (se supone que la parte más gruesa). El calce debe ser exacto, así que tómate tu tiempo para hacerlo.

Desliza el guardamano por la hoja y colócalo en su lugar, encima del mango, usando cola para madera u otro adhesivo de carpintero que sea más fuerte.

Protege tu espada tiñéndola y barnizándola. Esto también mejorará su aspecto; pero lo importante es que, después de toda el trabajo que le dedicaste, tu espada quede protegida de los elementos. Elige al tinte deseado, aplícalo con un pincel y luego aplica cinco capas de barniz como sellante. Querrás darle todas esas capas, ya que esta es una espada que probablemente se usará para pegar a las cosas.

Advertencias

Trabajar con cuchillos siempre debe hacerse con el mayor cuidado. Es recomendable el uso de guantes gruesos de cuero.