Cómo hacer una ducha de agua caliente en un campamento

Escrito por Laurie Durkee

Los acampantes y excursionistas tienen el derecho a oler mal cuando están en los bosques. Los campings no siempre poseen duchas de agua caliente instaladas y si bien sobre la pista el agua caliente se sumerge en las corrientes de montaña, no son una buena opción. Sin embargo, para aquéllos que deseen volver a la naturaleza estando frescos y limpios, los sistemas de ducha portable pueden crearse. Una simple ducha de campamento hecha en casa transforma un día cansador en un recuerdo lejano.

Convierte una bolsa de agua de color oscuro en una ducha tibia atando la bolsa a la parte de afuera de tu bolso mientras caminas. El calor solar se absorberá en el agua y estará lista para enjuagar la mugre del día después de acampar.

Corta la válvula del tubo e inserta un pico de ducha de plástico en el caño. Estos picos pueden adquirirse en ferreterías.

Sella el pico pintando el sellador a prueba de agua alrededor de la costura donde el pico encuentra el tubo. Deja que el sellador seque antes de usar. Puedes necesitar cubrirlo para asegurar de que no haya rajaduras.

Une una lona entre dos árboles para crear una pantalla privada. Usa un cordel de paracaída, o una soga similar, y ata a los árboles. Cuelga la lona cubriendo la soga o uniendo con broches. La cuerda empezará a curvarse cuando la lona esté ubicada sobre ella, por eso asegúrate de atar la soga lo suficientemente alta para compensar la posible caída.

Sostén la bolsa arriba de tu cabeza y suelta la válvula, o cuelga la bolsa de una rama más baja con un anillo D.

Calienta agua en una hornalla para transformar una ducha tibia en una comodidad. Vierte el agua caliente en la bolsa y añade agua fresca para lograr la temperatura justa.