Cómo hacer una crema de manos de miel natural

Escrito por Contributor

La crema totalmente natural para las manos relajante deja tus manos viéndose más jóvenes, sintiéndose suaves y con un olor agradable. Las cremas para las manos y artículos de cuidado de la piel de lujo a menudo cuestan una pequeña fortuna en tu supermercado local, especialmente aquellas mezclas totalmente naturales y orgánicas. Pero ahora puedes consentirte haciendo tu propia crema de manos de miel en la comodidad de tu cocina. Es divertido, asequible y muy bueno para tu piel.

Calienta el vinagre de sidra de manzana a baño maría hasta que comience a hervir a fuego lento en el fondo de la cacerola. El vinagre de sidra de manzana ayuda a equilibrar el pH de la piel y es un astringente natural y antiséptico, que ayuda a curar y a limpiar suavemente. Es perfecto para el cuidado de la piel todos los días es incluso mejor para su aplicación en quemaduras, rasguños y cortes, el vinagre de sidra de manzana ayuda a mantener la piel saludable y bella.

Corta 2 cucharaditas de cera de abeja en trozos pequeños si la compraste en forma de bloques o agrega 2 cucharaditas de gránulos de vinagre a fuego lento si la compraste en forma de gránulos. Revuelve constantemente para evitar que se queme. La cera de abejas en tu crema de manos de miel te ayudará a hidratar la piel y también protegerá la mezcla para que no se eche a perder.

Agrega una cucharada de miel totalmente natural. Debes usar miel natural líquida no la variedad hilada. La miel no sólo huele bien, sino que ayuda a hidratar la piel. Se utiliza en muchos productos de cuidado de la piel, ya que es antibacteriana y ayuda a formar una capa protectora sobre ella.

Añade una cucharadita de aceite de aguacate y una cucharadita de aceite de almendras. El aceite de aguacate y el de almendras absorben rápidamente en los tejidos profundos de la piel, haciéndolos perfectos para cremas hidratantes. El aguacate contiene esterolinas, lo que puede reducir las manchas y cicatrices. El aceite de almendra promueve una piel sana sin manchas y ayuda a aliviar dolores y molestias.

Vierte dentro 3,5 onzas (99,45 ml) de agua de rosas. El agua de rosas es un tónico natural y te ayudará a mantener tus manos jóvenes y bellas. Puedes comprarla o hacerla tú misma al calentar a fuego lento 1 taza de pétalos frescos de rosa en una taza y media de agua destilada durante 10 minutos y luego cuelas las flores del agua.

Deja que la mezcla se enfríe lo suficiente para verterla en el frasco y disfruta de tu nueva y curativa crema de manos de miel. Recuerda que debes agitar el frasco antes de usar y aplicarla todos los días para obtener los mejores resultados.

Advertencias

Esta receta se debe hacer en baño María, ya que la cera de abejas es inflamable cuando coloca a las llamas.