Cómo hacer un vendaje en una rodilla lastimada

Escrito por Cee Donohue
El vendaje de la rodilla reduce el dolor y promueve la sanación.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las lesiones en las rodillas son situaciones comunes que deben enfrentar los atletas profesionales y los aficionados que realizan actividades físicas, como correr o hacer deporte. El uso exagerado crónico de la rodilla puede conducir a síntomas menores, como dolor, inflamación, enrojecimiento e inflamación, o a condiciones más serias, como ligamentos y tendones cruzados. Colocar una cinta adhesiva en la rodilla o colocar una venda elástica ayuda a estabilizar la lesión. Estos dos métodos diferentes, también conocidos como correa de fijación en la rodilla, promueven la sanación y evitan lesiones mayores.

Cinta adhesiva

Rasura la pierna en la que aplicarás la cinta adhesiva para evitar tirar del vello. Siéntate en el piso con las piernas en un ángulo de 90 grados. Coloca la cinta adhesiva no elástica en la parte externa de la rodilla y crúzala sobre la parte delantera, debajo de la rótula para ayudar a estabilizarla.

Envuelve la cinta adhesiva por detrás de la rodilla nuevamente y dóblala para conseguir mayor soporte. Asegúrate de que la cinta esté firmemente envolvente pero no lo suficientemente ajustada como para cortar el flujo sanguíneo o para causar entumecimiento u hormigueo.

Da una vuelta final sin retorcer alrededor de toda la rodilla. Corta y sujeta la cinta no elástica.

Vendaje con cinta elástica

Desenrolla 3 pulgadas (7,50 cm) de cinta elástica. Coloca el extremo del rollo sobre la parte superior de la rodilla, y envuélvelo una vez firmemente alrededor de la misma. Continúa envolviendo la rodilla con un movimiento en espiral, haciendo un "8" en la parte delantera de la rodilla y detrás de ella.

Envuelve el vendaje aproximadamente 3 pulgadas (7,25 cm) debajo de la rodilla hasta 3 pulgadas por encima de ella usándolo todo. Coloca un clip en el lugar para sujetarlo.

Ponte de pie y dobla la rodilla para asegurarte de que puedes moverla con libertad. Si el vendaje está demasiado apretado, desenrróllalo y comienza de nuevo.

Consejo

Después de haberte lesionado la rodilla, aplícate hielo durante 15 minutos y eleva la pierna para reducir la inflamación. Si el dolor persiste, consulta a un médico.