Cómo hacer un termómetro para niños

Escrito por Angela Powell Watson
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Hacer un termómetro es una actividad simple y divertida para enseñarles a los niños sobre la temperatura. Este termómetro no mide grados exactos pero les permitirá a los niños experimentar cómo los cambios en la temperatura afectan al termómetro. Los efectos del calor y el frío que mueven al mercurio en un termómetro tradicional harán que el líquido en tu termómetro casero se mueva también. A medida que la temperatura alrededor de tu termómetro casero aumente, el líquido adentro se expandirá y se elevará; a medida que la temperatura disminuya, el líquido revertirá su expansión y volverá a bajar.

Llena 1/4 de la botella con agua.

Vierte alcohol desinfectante hasta que la botella esté llena hasta la mitad.

Añade una o dos gotas de colorante rojo para simular mercurio.

Coloca la pajilla en la botella pero no dejes que toque el fondo. Presiona una pequeña cantidad de arcilla para modelar encima de la pajilla y usa la arcilla para sellar los bordes de la boca de la botella. La arcilla sostendrá a la pajilla en su lugar y evitará que toque el fondo de la botella.

En un lado de la botella, usa un marcador permanente para marcar qué tan alto está el líquido dentro de la botella a temperatura ambiente.

Cambia el ambiente de la botella para ver cómo la temperatura afecta el "termómetro" adentro. Coloca la botella dentro de un refrigerador, congelador, tazón con hielo u otro sitio frío. La mezcla bajará y ocupará menos espacio en temperaturas frías. Marca el lado de la botella para documentar qué tanto bajó el líquido.

Haz otros ajustes a la temperatura alrededor de la botella y observa cómo reacciona el termómetro. Coloca la botella cerca de un área caliente, como un radiador o un horno con la puerta abierta. También puedes simplemente sostener la botella y dejar que el calor de tu cuerpo la caliente. A medida que la temperatura alrededor de la botella aumente, el líquido adentro se expandirá. Ya que el líquido no cabe en el fondo de la botella, comenzará a mover la pajilla hacia arriba. Asegúrate de marcar la botella para mostrar el nivel al que el líquido se eleva en un ambiente cálido.

Consejo

Para los niños pequeños que tienen problemas para entender las marcas en la botella, puedes usar varios termómetros y colocarlos en diferentes lugares al mismo tiempo. Pueden comparar todas las botellas juntas colocándolas una al lado de la otra.

Advertencias

No permitas que los niños beban la mezcla de la botella. Asegúrate de desechar la botella adecuadamente para evitar utilizarla de nuevo accidentalmente.