Cómo hacer un remedio casero con miel y limón para aliviar la tos y el dolor de garganta

Escrito por Kristy Robinson

Si no te sientes bien, ahórrate un viaje a la farmacia y mezcla un par de ingredientes disponibles en casi todas las cocinas para realizar tu propio remedio casero. Alivia tu dolor de garganta y tos instantáneamente con agua con miel y limón. Se ha comprobado que la miel reduce los casos de tos y es segura para niños de 2 años en adelante. También, está comprobado que el agua tibia con limón alivia el dolor de garganta. Mezclar los dos en casa ayudará a que evites químicos procesados y medicinas que podrían hacer que tus síntomas empeoren.

Coloca una taza de agua en el tazón apto para microondas.

Calienta por un minuto. Si no tienes un microondas, coloca el agua en una cacerola pequeña sobre fuego medio y calienta hasta que esté caliente pero no hirviendo. Una vez que comiencen a formarse burbujas en el fondo de la cacerola, el agua estará caliente y deberás dejarla enfriar antes de beberla.

Corta el limón por la mitad, atravesándolo en la parte más redonda. Corta por sobre el grano del limón y no de una punta a la otra.

Exprime ambas mitades dentro del agua hasta que no puedas obtener más jugo. No te preocupes por las semillas que caen dentro. Pueden ser removidas con una cuchara o las puedes dejar en el tazón mientras bebes y luego desecharlas.

Incorpora la miel y continúa mezclando hasta que todo esté bien combinado. La miel se disolverá en el agua como resultado del calor. Bebe rápidamente antes de que llegue a temperatura ambiente para obtener mejores resultados. Inmediatamente, notarás que tu garganta mejora mientras bebes.

Consejo

Luego de que tu dolor de garganta desaparezca, reemplaza tu cepillo de dientes. El viejo puede causarte dolor de garganta nuevamente. Este remedio puede ser tomado cuantas veces sea necesario sin ningún tipo de efectos secundarios o consecuencias, a menos que seas diabético. Si tienes diabetes, evalúa tu nivel de azúcar en sangre o consulta con un doctor antes de consumir esta mezcla.

Advertencias

No se le debería dar miel a los niños pequeños. Contacta a tu médico para informarte acerca de la edad apropiada para administrarla.