Cómo hacer un brasero metálico

Escrito por Jane Smith

Todo niño debería tener la oportunidad de tostar malvaviscos y salchichas en un palo sobre una fogata este verano. Un fuego bien hecho con mucho aire consumiéndose en él puede quemar por horas mientras todos se ocupan de girar los empolvados dulces blancos para tornarlos de un burbujeante café. Saca tu favorito instrumento de mano y toca canciones de campamento, o cuenta historias de fantasmas mientras las flamas naranjas hacen que las sombras bailen alrededor de los rostros.

Usa un marcador negro para dibujar una línea de corte a unos dos tercios de la parte de arriba del barril, con cuatro pestañas de 6x6 pulgadas (15x15 centímetros) esparcidas uniformemente alrededor de la línea, como se muestra en el diagrama que acompaña este paso. Calca las pequeñas figuras sencillas de líneas rectas alrededor de la circunferencia del barríl con un marcador de jabón piedra, distribuídas uniformemente.

Viste guantes de cuero para trabajo pesado y protección para los ojos y oídos. Usa tu amoladora angular con una hoja de corte abrasiva para cortar el barril a lo largo de la marca del jabón de sastre que hiciste en el Paso 1. Corta de manera aproximado los calcos de las figuras. Esto hará agujeros de aire decorativos alrededor del brasero metálico. Corta surcos en cada lado de la parte de arriba del barril, como se muestra en el diagrama que acompaña este paso.

Usa tu amoladora angular con una rueda pulidora de 24 granos para pulir cualquier rebaba a lo largo de la línea de corte y alrededor de los agujeros de aire decorativo que cortaste en el Paso 2.

Pon el brasero metálico mirando hacia abajo en el suelo, donde pretendes usarlo. Coloca la llanta metálica dentro del brasero. Pon los rodillos metálicos en los surcos para que estén paralelos unos con otros. Acuesta la rejilla de parrilla redonda sobre los rodillos de soporte.

Haz bolitas de papel y pon astillas en la llanta metálica. Progresivamente añade ramitas y ramas hasta que tengas una bella llama. Añade ramas más gruesas y dos o tres leños pequeños. Deja que la madera se queme hasta convertirse en ardientes brasas antes de cocinar en tu brasero.

Consejo

Usa agujeros de aire decorativos de formas sencillas y con líneas rectas para hacer que sea más fácil cortarlos con tu sierra abrasiva. La llanta mantendrá el fuego lejos del suelo para prevenir un daño permamente al césped y plantas tiernas y ayuda a que el aire rodee la combustión.

Advertencias

Ten cuidado de no dejar que granitos metálicos calientes se caigan desde la sierra abrasiva, quemándote o a tu lugar de trabajo. Mantén tu cubeta de cinco galones al alcance de la mano para que puedas meter tus pies o brazos en ella si es necesario.