Cómo hacer un arnés de cuerda para escalar en roca

Escrito por Elizabeth Ireland

El equipo para escalar ha recorrido un largo camino en las últimas décadas. Antes de las perneras acolchonadas y de las hebillas de cierre para la cintura, había arneses caseros de cuerda, también llamados "arneses para rappel" o "Silla suiza". Los arneses de cuerda no son cómodos, pero son muy útiles en caso de emergencia y, si se atan correctamente, son tan seguros como los que se compran en la tienda. Todo lo que se necesita para hacer una protección de emergencia, o de rappel, es un mosquetón resistente con seguro y una cuerda. De acuerdo con el sitio itstactical.com, llevar estos dos artículos en tu mochila puede salvarte la vida cuando estés en regiones apartadas.

Haciendo el elástico para la cintura

Localiza el punto medio de tu cuerda doblándola en dos partes iguales. Puedes marcar el centro con un bolígrafo negro permanente antes de salir a escalar, para encontrarlo más fácilmente en caso de emergencia.

Sostén el centro de la cuerda contra uno de los huesos de tu cadera; éste se determinará por la mano con la cual guías o con la que frenas. Si frenas con la mano derecha, sostén el centro en tu lado izquierdo; para los zurdos es lo contrario.

Toma un extremo de la cuerda y pásalo por atrás de tu cintura, mantén el centro en tu cadera. Junta los dos extremos en tu ombligo, como si fueras a atar una bata. Como no empezaste en el centro, uno de los extremos será más largo que el otro.

Haz un nudo a la altura de tu ombligo. Jala fuertemente y da una segunda vuelta con alguno de los extremos de la cuerda alrededor del cinturón.

Deja que los extremos de la cuerda caigan desde el nudo hacia el suelo.

Armando el asiento

Jala los extremos de la cuerda por entre tus piernas, del frente hacia arriba, alrededor de tu trasero; asegúrate de que la cuerda no se entrecruce entre tus piernas. Jala con fuerza.

Toma cada extremo de la cuerda y mételo por arriba y por abajo de la cuerda de tu cintura; atando un nudo apretado a la mitad de cada lado, detrás de tus caderas. Ponte en cuclillas una o dos veces para ajustar los nudos.

Con los extremos restantes, envuelve tu cintura y termina con un nudo cuadrado apretado en el lado de la cadera donde comenzaste a atar la cuerda (el extremo más largo va alrededor de la cintura). El lado con el nudo debe ser el lado contrario a la mano con la cual frenas.

Termina con un nudo de seguridad (el cuadrado) en cada punta de la cuerda, desde la parte trasera que se desliza a través del nudo.

Adjuntando el mosquetón

Abre un mosquetón grande y llévalo a través de ambas cuerdas a la altura de tu ombligo.

Jala el mosquetón firmemente hacia la cuerda, con el gatillo frente a tu estómago.

Cierra y revisa el mosquetón antes de seguir adelante.