Cómo hacer trampas caseras para ardillas

Escrito por Marie Mulrooney

Las ardillas son criaturas rápidas, ágiles y notoriamente difíciles de atrapar. Sin embargo, hay una trampa casera para ardillas que es una de las más fáciles de hacer, y además la más efectiva. La parte crucial es poner algo de maíz u otro material que resulte atractivo para que sirva como señuelo. Una vez que la ardilla se aventure en la trampa, no podrá salir. Debido a que no hay partes móviles, queda muy poco margen de error.

Coloca la malla sobre un extremo del caño de cocina y dobla sus bordes hacia abajo del extremo del mismo. Éste debería formar una tapa completa sin huecos entre la malla y el caño.

Coloca cinta adhesiva en la malla, envolviendo varias veces la malla y el caño para asegurarte de que están sujetos de forma segura.

Taladra un hueco de aproximadamente una pulgada hacia abajo del extremo abierto del caño.

Clava un clavo en un árbol, poste o a un lado de la casa a través del hueco que acabas de taladrar. Esto monta la trampa en su lugar, con la malla hacia abajo.

Esparce maíz en la parte inferior de la malla de la trampa. La ardilla saltará en ésta para agarrar el maíz, y debido a que el caño es resbaladizo y angosto, no tendrá agarre en el borde para salirse de la trampa.

Consejo

Llama a control de animales para agarrar una ardilla o llevarla a tierra salvaje por tu cuenta.

Advertencias

Usa equipo de protección cuando saques a la ardilla.