Cómo hacer que una mujer entre en trabajo de parto

Escrito por Contributor
El trabajo de parto puede ser inducido naturalmente.
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

El trabajo de parto inducido de manera médica puede ser muy intenso y doloroso. Sin embargo, hay algunas maneras de inducir el parto naturalmente. Según MaternityCorner.com, algunos de estos métodos son aceptables para ser utilizados durante el embarazo ya que no revisten ningún daño mientras que para otros es mejor esperar hasta las últimas semanas. Nunca es una buena idea forzar el cuerpo de una mujer a entrar en trabajo de parto cuando no está listo.

Ten relaciones sexuales con tu pareja. El semen contiene prostaglandinas, que hacen que el cuello del útero madure o se ablande en la preparación para el parto, y los orgasmos femeninos producen oxitocina, la hormona responsable de las contracciones. También es una gran manera de conectarte con tu pareja.

Trata de caminar para acelerar el proceso de entrar en trabajo de parto. Trata de caminar lo más que puedas, pero haz esto cerca de tu casa bajo tu propio riesgo. Si esto funciona, prepárate para ir al hospital.

Prueba hierbas y aceites esenciales. Algunas hierbas como la albahaca y el orégano pueden causar contracciones si se comen en las últimas semanas de embarazo, y los aceites esenciales como onagra contienen las prostaglandinas que maduran el cuello uterino, según MaternityCorner.com.

Si todos estos métodos fallan, entonces lo mejor es esperar que tu médico te ayude a entrar en trabajo de parto. Cuando llegue el momento, tu bebé dejará que tu cuerpo lo sepa.

Consejo

Haz lo que sueles hacer durante el embarazo hasta el parto. Sin embargo, no levantes objetos pesados​​. Esto podría causar que el cuerpo entre en trabajo de parto antes que el bebé haya llegado a término.

Advertencias

No tengas relaciones sexuales si tu membrana, o una bolsa de agua se rompe, ya que podría exponerte a ti y a tu bebé no nacido a las infecciones. No utilices nunca productos o métodos que podrían ser inseguros o provocar un parto antes de la semana 37 de embarazo. El bebé no ha llegado a término hasta las 37 semanas, por lo que hay una mayor probabilidad de que no sobreviva si nace antes de esa fecha.