Cómo hacer que tu bebé baje cuando estás embarazada

Escrito por Andrea Townsley
birth of a baby image by Steve Lovegrove from Fotolia.com

Muchas mujeres comienzan a sentir ansiedad hacia el final de sus embarazos y tener un bebé que se rehúsa a bajar puede complicar ese estado. Hay varios pasos que puede seguir una mujer para ayudar a que su bebé baje. Este proceso también se conoce como "encaje", ya que la mujer a menudo siente más ligero cómo su bebé baja dentro de su pelvis.

Comienza con lo básico. La primera sugerencia que hará el médico será que camines y tengas relaciones con tu pareja. No violes las órdenes de tu médico, sin embargo, si estás en reposo o reposo de pelvis.

Haz ejercicios livianos para ayudar a abrir la región de tu pelvis y aflojar tus músculos para permitir que el bebé baje a esa posición. Estos ejercicios incluyen girar tu pelvis con tus manos y rodillas, hacer movimientos circulares con tu cadera y hacer sentadillas y estocadas. Quizás necesites ayuda con estas últimas. También puedes sentarte en una pelota de ejercicio y rebotar o girar tu cadera.

Utiliza el cinturón de maternidad o una honda casera para suavemente levantar tu barriga. Esto le dará lugar al bebé para que se acomode y baje, encajando su cabeza.

Masajea la zona de tu tobillo. Existen ciertos puntos de presión en tus tobillos que podrían desencadenar contracciones uterinas, permitiendo que el bebé baje. Haz esto sólo si estás en el tiempo de embarazo debido o más.

Considera la posibilidad de conseguir un ajuste quiropráctico o masaje de espalda. Esto podría ayudarte a abrir la región de la pelvis y quitar un poco de estrés a tu espalda. Servirá para relajarte a ti y al bebé y te ayudará en el proceso de encaje quitando un poco de presión de tu pelvis.

Consejo

Si no es tu primer embarazo, recuerda que tu bebé puede no caer hasta que comience el trabajo de parto.

Advertencias

Habla con tu médico sobre la efectividad de las técnicas utilizadas para ayudar a que baje tu bebé.