¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cómo hacer que mis rasguños sanen más rápido?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 12, 2018

Los rasguños son heridas superficiales de la piel. Aunque los arañazos son generalmente heridas leves que no causan daños a largo plazo a la piel, permitir que éstos se infecten prolonga el proceso de curación y aumenta el riesgo de dejar cicatrices.

Conocer un poco acerca de la estructura de la piel te ayudará a entender el proceso normal de curación de las heridas y la formación de las cicatrices que las cubren.

No dejes de leer: ¿Cómo saber si una cicatriz de sutura se está recuperando bien?

Tu piel se compone de dos capas de tejido, la epidermis externa y la dermis.

La epidermis se compone principalmente de capas de células llamadas queratinocitos. La epidermis no contiene vasos sanguíneos.

Por su parte, la dermis nutre y da soporte a la epidermis. Contiene vasos sanguíneos, nervios y células del tejido conjuntivo llamadas fibroblastos.

Los fibroblastos tienen forma estrellada o alargada, y proceden de las células cutáneas del tejido conectivo, que forman los tejidos de relleno y soporte del cuerpo humano.

El colágeno, ácido hialurónico y elastina producidas por los fibroblastos, son importantes en la formación de cicatrices y la curación de las heridas y dan fuerza y flexibilidad a la piel.

A medida que se produce el reemplazo de células de la piel, los fibroblastos de la dermis producen colágeno.

Esta proteína fibrosa llena el área dañada y forma una matriz en la que las nuevas células de la piel se alinean. El colágeno que se forma durante el proceso de curación constituye el componente principal de una cicatriz.

En los rasguños o heridas pequeñas, así como también en las pequeñas ampollas provocadas por quemaduras de segundo grado, las cicatrices pueden ser apenas perceptibles.

El nuevo tejido cicatricial sigue experimentando cambios después de que los otros procesos de cicatrización normal de una ampolla han concluido.

¿Cómo acelerar la curación de mis rasguños?

Mantén los arañazos limpios, secos y libres de bacterias para asegurarte de que son sólo fugaces marcas en tu piel.

Limpia el rasguño con agua y jabón. Dado que los arañazos abren la piel a la infección, es imperativo mantenerlos limpios, aunque no parezcan profundos o graves.

Aplica una capa delgada de ungüento antibiótico sobre la superficie del rasguño. Esto crea una barrera temporal entre el arañazo y la suciedad y los gérmenes, mientras que mata a las bacterias que pueden causar infección y retrasar el proceso de curación.

Cubre tus arañazos con un vendaje sólo si estás en un área del cuerpo que es susceptible a la suciedad o la fricción. Los rasguños se curan bien cuando se exponen al aire libre, a menos que tu ropa constantemente frote el área y despegue la nueva piel sobre el rasguño.

Mantén las manos alejadas del rasguño a medida que sana. Durante la curación del arañazo se formará una costra para proteger la piel abierta.

Pelar o sacar las costras puede ser tentador, pero retarda el proceso de curación y conduce a dejar cicatrices cuando no permites que las células de la piel se generen y sanen.

Sacar las costras también transfiere bacterias de las manos a la herida abierta, lo que aumenta tu riesgo de infección.

Lee también: ¿Cómo desvanecer naturalmente las cicatrices?

Mira el rasguño en busca de signos de infección. El tiempo que toma para que tu arañazo se cure depende de la profundidad y gravedad de los daños, pero si empieza a segregar pus, se enrojece y se inflama, se siente caliente al tacto o doloroso, comunícate con tu médico.

El arañazo está probablemente infectado y necesita antibióticos para eliminar la infección antes de que sea peor.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.