Cómo hacer los ejercicios de kegel para las mujeres

Escrito por Heather Rutherford

Los ejercicios de kegel fortalecen la zona pélvica. Algunas mujeres sugieren que estos ejercicios ayudan en el parto. Mientras no está comprobado qué efectos traen en el parto o en la relación sexual, es sabido que ayudan a las mujeres con temas de incontinencia fortaleciendo la uretra. Muchas mujeres, sin el uso de medicamentos, pueden controlar los temas de incontinencia causados por el embarazo, aumento de peso o la edad.

Descubre los músculos kegel. Saber qué músculos utilizar durante los ejercicios kegel es lo principal. Para hacer esto simplemente comienza y detiene el flujo de orina varias veces cuando estés en el baño. Considera qué músculos están siendo usados para esta tarea. Esos son los músculos kegel.

Busca un lugar cómodo para hacer los ejercicios kegel. Pueden ser realizados cuando estás sentada o acostada. Sin embargo, no es inusual hacer caras tontas al empezar, por ello busca un lugar donde puedas estar a solas.

Presiona los músculos kegel, cuenta hasta cuatro y afloja. Al hacer el ejercicio, sólo usa los músculos cercanos a la vagina. No tenses tu espalda o muslos para flexionar estos músculos. El objetivo de los ejercicios kegel es aislar y trabajar solamente dichos músculos.

Sigue presionando y soltando los músculos kegel varias veces, durante cinco minutos, dos veces al día.

Alarga el tiempo de cada contracción para mejorar el ejercicio. Tales ejercicios, como cualquier otro músculo ejercitado, deberían comenzar a incrementarse lenta y gradualmente.

Consejo

Haz los ejercicios kegel antes de salir de la cama a la mañana y antes de dormirte a la noche para fijar una rutina. Una vez que hayas logrado suficiente crecimiento muscular, mantén estos músculos haciendo los ejercicios kegel tres veces a la semana en vez de todos los días.