Cómo hacer limpiadores faciales para pieles mixtas

Escrito por Clark Sarullo
Cuidados para la piel mixta.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

La piel mixta es difícil de cuidar porque la zona-T (frente, nariz y mentón) generalmente es más grasosa y tiene puntos negros e imperfecciones, mientras que otras áreas (sobre todo las mejillas) pierden humectación fácilmente y pueden volverse secas y tiesas. Además de un limpiador para piel mixta, aplica un humectante para las áreas secas y uno sin aceite para las áreas grasosas.

La miel es grandiosa para la piel mixta porque contiene potasio, un agente antibacterial natural para prevenir y sanar brotes. También es un emoliente natural para humectar áreas secas. Combina 1/4 de taza de miel con 1/2 taza de jabón neutro y 1/2 taza de agua. Mezcla suavemente en un frasco dosificador para evitar que se haga espuma.

Aplica suavemente sobre tu piel húmeda y limpia con agua tibia. Usa este limpiador dos veces al día para mantener la piel mixta limpia e hidratada.

Para limpiar las áreas grasosas de la zona-T, mezcla 1 cucharada de jugo de limón con 1 cucharada de azúcar. El jugo de limón es un agente antibacterial natural y contiene vitamina C para limpiar la piel, mientras que el azúcar contiene ácido glicólico para remover puntos negros y estimular la piel suave.

Aplica el azúcar y el jugo de limón en la zona-T con movimientos circulares. Usa esto cualquier día después de limpiar para mantener la piel libre de puntos negros e impurezas.

Consejo

Usa el limpiador de miel como gel de baño para mantener la piel limpia y suave.

Advertencias

Evita el contacto con los ojos. Úsalo semanalmente si la mezcla de limón y azúcar causa irritación.