Cómo hacer la dieta de la avena

Escrito por Julie Boehlke
La avena también es una buena fuente de proteínas, carbohidratos complejos y hierro.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

La avena nos proporciona muchas vitaminas, minerales y antioxidantes que nuestro cuerpo necesita para funcionar cada día. La avena también es una buena fuente de proteínas, carbohidratos complejos y hierro. Otro beneficio saludable de comer avena es que los nutrientes y la fibra que contiene te pueden ayudar a perder peso y luchar contra ciertos tipos de cáncer. Siguiendo un régimen estricto durante 30 días haciendo tres comidas con avena al día y refrigerios bajos en grasa entre cada comida, estarás en el buen camino para perder hasta 2 a 5 libras por semana con la dieta de la avena.

No comas nada más que avena los primeros siete días de la dieta. Come sólo 1/2 taza (4 oz fluidas) de avena por comida. Durante esta fase inicial come avena integral, no preparada ni instantánea. No comas refrigerios de avena preparada o barritas de cereales los siete primeros días de tu dieta. Si necesitas beber leche con la avena, usa menos de 1/2 taza, y asegúrate de que la leche no contenga grasa o que sea desnatada. Mantén el consumo de calorías entre 900 y 1.200 calorías al día. Anota lo que comes con un bolígrafo y un cuaderno.

Sigue la dieta de la avena durante los 30 días siguientes comiendo tres comidas decentes al día que incluyan al menos 1/2 taza de avena cocida. Ahora también puedes comer avena instantánea, pero asegúrate de mantener el contenido en grasa y azúcar por debajo del 60 por ciento de la cantidad total de la comida. Mantén cada porción con menos de 300 calorías. Mantén el consumo de calorías entre 1.000 y 1.300 calorías al día.

Toma refrigerios sanos entre cada una de las tres comidas. Para el refrigerio entre el desayuno y la comida, come 1/2 taza de frutas, como arándanos, fresas, plátanos, manzanas, naranjas y uvas sin pipas. Para el refrigerio entre la comida y la cena, come 1/2 taza de verduras frescas y crudas, como palitos de zanahorias, palitos de apio y rodajas de pimiento verde. Aléjate de los melones y verduras muy almidonadas como las patatas.

Haz ejercicio 30 minutos al día, de tres a cinco veces en semana, y bebe ocho vasos de agua al día. Anota lo que comes y cuánto ejercicio haces en un cuaderno con bolígrafo.

Haz la dieta durante 30 días. Después de 30 días, puedes ir cambiando a una dieta baja en grasas que incluya avena. Come sólo una porción de avena como la comida, y un refrigerio de avena en vez de otro. Empieza a comer carnes finas como pollo y pescado a la parrilla. Come porciones completas de fruta y verdura con cada comida. Continúa haciendo ejercicio y bebiendo mucha agua.

Consejo

No consumas bebidas gaseosas ni jugos de frutas mientras estás en esta dieta. Bebe tanta agua o agua saborizada como puedas. Si vas a comer avena instantánea, verifica la cantidad de azúcar que tiene, y evita la que tenga una alta cantidad agregada por porción. Ten cuidado con los refrigerios de avena que tengan una gran cantidad de edulcorantes artificiales y azúcares añadidos. Pueden tener calorías ocultas que estancarán tu pérdida de peso o harán que aumentes de peso. La avena ayudará a reducir el colesterol y a mantener el corazón saludable. Llevar un diario de pérdida de peso también ayuda a controlar tu progreso en el proceso, mientras pierdes peso.

Advertencias

Consulta con tu médico antes de comenzar cualquier dieta o hacer ejercicio. Si estás siguiendo un régimen de salud bajo la orden estricta del médico, consúltale primero.

Ten en cuenta que los requerimientos calóricos de esta dieta estén bajo lo que se considera seguro y eficaz para la pérdida de peso. Cualquier dieta que limita y restringe la ingesta a ciertos alimentos o grupos de alimentos puede causar desnutrición. La dieta de avena puede conducir a la dieta yo-yo, debido al cambio drástico en los patrones de alimentación.