Cómo hacer feromonas caseras

Escrito por Sara Sentor

Las feromonas son sustancias químicas que ocurren naturalmente en el cuerpo y trabajan para crear un ''olfato'' u olor que atrae al sexo opuesto.

Usando la androsterona feromona masculina y agregándole una pequeña concentración de alcohol o velas con base de soya crearás una feromona natural que te ayudará a controlar la "liberación" de la feromona.

El apio contiene androsterona naturalmente y bebiendo una forma deshidratada de jugo de apio o una gran cantidad de dicho jugo ayudarás al cuerpo a liberar más feromonas de lo normal. También podrías tomar el tallo del apio en una forma deshidratada y aplicar como un polvo.

Las feromonas sintéticas femeninas están disponibles en las tiendas. Toma un poco de feromonas de la botella y mézclala con aceite de jazmín o de lavanda. Deja la combinación por una semana. Agrega un poco de alcohol etílico puro para crear un perfume o colonia para ti mismo. Agregando un poco de agua de manantial permitirá ser diluída.

Se dice que el sudor contiene feromonas naturales. Cuando estás sudando, añade una frotación suave de alcohol natural o agua de colonia con una base de aceite para lograr que el olor del sudor aumente su intensidad sin llegar a ser ofensivo.

Las feromonas humanas sintéticas pueden utilizarse para crear feromonas "naturales" caseras personalizadas. Todo lo que se requiere son diferentes esencias que sean tus favoritas y las feromonas masculinas o femeninas disponibles en las tiendas de perfume. La combinación de madera de sándalo, cedro, con una base de aceites de lavanda y árbol de hoja perenne y otras esencias, puedes crear una fragancia de feromonas atractiva.