Cómo hacer dilatadores para orejas hechos en casa

Escrito por Victoria Clayton
ear image by Dubravko Grakalic from Fotolia.com

La dilatación de las orejas, también conocida como expansión, es una forma popular de hacerse perforaciones en el cuerpo. Muchos aficionados a estos accesorios llevan agujeros más grandes de lo normal en sus orejas, hasta con varios centímetros de ancho. Con esta variedad de tamaños, puede ser difícil encontrar joyas que se ajusten a tu expansión particular de orejas. Hacer dilatadores para orejas en casa es una buena alternativa para asegurarte de conseguir el ajuste correcto, y de tener una pieza de joyería que nadie más tiene.

Determina qué tipo de dilatadores de orejas quieres elaborar. Puedes escoger crear tapones para dilatación, remolinos y rizos de arcilla. El más sencillo de estos es el tapón estándar.

Toma medidas de tu joyería vieja para encontrar el dilatador apropiado.

Moldea tu arcilla hasta lograr el patrón deseado. Coloca dos capas delgadas de arcilla de Fimo, una sobre la otra, y enróllalas para crear una espiral.

Enrolla la arcilla sobre una superficie lisa, hasta darle la forma de una serpiente. Si lo deseas, crea texturas usando las herramientas para trabajar la arcilla.

Compara el ancho y el largo de tus piezas de arcilla con tus viejas piezas de joyería, y corta la arcilla en el lugar deseado para formar tu nuevo dilatador de orejas.

Mete tu arcilla Fimo al horno durante 30 minutos a una temperatura de 230 º F (110 °C).

Deja que tus nuevos dilatadores se enfríen por completo, y pruébatelos. Utiliza arandelas para mantener en su lugar tus dilatadores caseros.

Consejo

La arcilla Fimo no se seca como otras arcillas, así que puedes moldearla muchas veces antes de meterla al horno.

Advertencias

No utilices joyería hecha en casa en perforaciones hechas recientemente. Espera por lo menos seis semanas antes de colocar la joya Fimo en una expansión recién hecha.