Cómo hacer champú de la planta de aloe vera

Escrito por J.S. Copper

Un champú hecho con aloe vera te ayudará a humectar el cabello dañado. Si recoges el gel de tu propia planta, harás que este producto hecho en casa sea más rentable y ecológico que si lo compras envasado. Aprende cómo cosechar el gel de una planta fresca y utilizar este beneficioso artículo en tu propio champú.

Corta una hoja grande y ancha de la planta de aloe vera.

Sostén la hoja que has cortado en forma vertical sobre una pileta y permite que la resina oscura y roja drene.

Coloca la hoja sobre una tabla de cortar.

Mantén tu cuchillo paralelo a la tabla de cortar y corta la capa superior de la hoja.

Corta los lados derecho e izquierdo de la hoja.

Cuidadosamente corta la parte inferior de la hoja, separando el gel de la piel de esta última. Coloca el gel de aloe vera en un recipiente.

Combina 1/4 taza de gel de aloe vera, 1/4 taza de jabón líquido de Castilla, 1/4 taza de aceite vegetal y una cucharadita de glicerina en un segundo recipiente hermético.

Combina los ingredientes. Cierra el recipiente si no lo usarás en ese momento y almacénalo a temperatura ambiente.

Aplícalo sobre el cabello mojado en la ducha. Permite que el champú permanezca sobre tu cabeza unos minutos para luego enjuagarlo.

Consejo

Agita el recipiente del champú antes de usarlo.

Advertencias

Debes tener cuidado cuando cortas la hoja de aloe vera. No querrás cortarte y no querrás recortar demasiado el beneficioso gel.