Cómo hacer cera de parafina en casa

Escrito por Lee Nichols
Los tratamientos con cera de parafina suavizan tu piel.
Hand of the hand image by Roman Rvachov from Fotolia.com

La cera de parafina hecha en casa suaviza la piel y alivia el dolor de las articulaciones y músculos. El Centro Médico Cedars-Sinai aplica cera de parafina cuando utiliza terapia de calor para pacientes con artritis. La cera de parafina absorbe y retiene el calor; este calor se transfiere a los tejidos y articulaciones cuando aplicas la cera sobre la piel. El calor también abre los poros e incremente la circulación sanguínea en tu piel, dejándola más suave antes del tratamiento.

Instrucciones

Lava y seca la parte de tu cuerpo que vas a tratar.

Pon agua en la parte inferior del hervidor doble y ponlo a hervir en la hornilla.

Pon la parte superior en el hervidor. Asegúrate de que el agua hirviendo no toque la base de la parte superior de la olla.

Coloca los bloques de cera de parafina en el hervidor doble. La cera se funde más rápido si cortas los bloques en secciones y ponlos en la olla de a pocos a la vez.

Agrega tres onzas (85 cc) de aceite vegetal a la cera. Espera hasta que toda la cera se funda antes de agregar el aceite.

Agrega el aceite perfumado a la mezcla en el hervidor doble y revuelve bien.

Rocía el interior de la tina con el rocío vegetal.

Vierte la mezcla de cera con cuidado en la tina.

Coloca aceite de oliva sobre la parte del cuerpo que vas a tratar con cera.

Espera a que se forme una capa sobre la superficie de la cera.

Controla la temperatura de la cera poniendo un poco en la parte interna de tu muñeca. Si se siente demasiado caliente, espera cinco minutos y contrólala nuevamente.

Moja la parte del cuerpo en la cera varias veces. Sumergir tus manos, pies e incluso tus codos es un procedimiento simple, pero ten cuidado si estás mojando tus rodilla ya que puede ser difícil mantener el balance. Se deben formar varias capas de cera, por lo que deja secar brevemente entre una y otra.

Coloca tus pies o manos en una bolsa. Si estás bañando tus codos o rodillas, envuélvelos sin apretar con papel film.

Cubre el plástico con una manta o toalla para mantener el calor. Puedes usar una toalla recién sacada de la secadora para mantener la cera tibia por más tiempo.

Espera 30 minutos antes de quitar la cera. Retira la cera de la piel de arriba hacia abajo.

Consejo

Puedes comprar las bolas y bloques de cera perfumados. Si usas esta cera, omite el aceite perfumado.

Guarda la cera usada, ya que puedes fundirla nuevamente. Ésta retiene las células muertas de la piel, por lo que no se recomienda volver a usarla más de una vez.

Trata de evitar grietas en la cera manteniendo la parte del cuerpo tratada tan inmóvil como sea posible.

Advertencias

La cera de parafina es inflamable y puede arder si se expone a una llama. Las cocinas eléctricas son más seguras que las de gas para fundir la cera .

Ten cuidado cuando trates a una persona anciana con terapia de parafina; su piel puede ser muy fina y fácil de quemarse.