Cómo hacer anticoagulante de citrato de sodio

Escrito por Contributor
Este sodio se usa desde 1914 para preservar la sangre de los bancos de sangre.
MARIOS07/iStock/Getty Images

El citrato de sodio es una sal producida por la reacción del carbonato de sodio con ácido cítrico que sirve como anticoagulante para la sangre fraccionada o plasma o para sangre que se va a almacenar. Este sodio se usa desde 1914 para preservar la sangre de los bancos de sangre. Los iones de calcio presentes en la sangre son quelados por el ion del citrato de sodio. La quelación es un proceso en el que los componentes orgánicos forman uniones múltiples con un ion de metal individual, que resulta en la formación de moléculas complejas que son altamente solubles, haciendo así que los iones sean inactivos por lo que no reaccionarán con otros elementos o iones para producir precipitaciones o fluido coagulado. La quelación de los iones de calcio por los iones de citrato resultan en la formación de complejos de citrato de calcio que consecuentemente perturban la tendencia natural que tiene la sangre para coagular.

Instrucciones

Prepara una solución acuosa de ácido cítrico poniendo ácido cítrico anhidro en un vaso de precipitación con agua. Mide 74,44 g (0,387 moles) de ácido cítrico anhidro usando una balanza Mettler y disuelve en 100 ml de agua.

Mide 61,61 g (0,581 moles) de carbonato de sodio usando la balanza Mettler.

Agrega la solución de carbonato lentamente. La reacción creará un burbujeante sonido enérgico como una indicación de que se está produciendo dióxido de carbono.

Sigue agregando el carbonato de sodio hasta que la solución deje de hacer el sonido. Esto es un indicativo de que la neutralización ha ocurrido. Producirás 100 g (0,387 moles) de citrato de sodio (en la forma de citrato trisódico C6 H5 Na3 O7).

Coloca un recipiente de evaporación sobre un trípode. Calienta la solución con un quemador Bunsen hasta que hierva (hiérvela en un recipiente de evaporación para que el agua se pueda evaporar).

Recoge la sal del citrato de sodio que queda en el recipiente.

Consejo

Si quieres una cantidad diferente de citrato de sodio, ajusta las cantidades de ácido cítrico y carbonato de sodio en proporciones directas. Maneja todos los químicos con extremo cuidado, porque pueden ser dañinos para tu salud. Mide los químicos fielmente para asegurar que el citrato de sodio esté preparado correctamente. Siempre agrega el ácido cítrico al agua y nunca al revés. Es un principio químico siempre agregar el ácido (AAA).

Advertencias

El ácido cítrico es inflamable, lo que quiere decir que puede causar explosiones cuando se lo acerca al fuego. Si se lo inhala, el ácido cítrico causa falta de respiración y tos severa debido al dolor de garganta. El carbonato de sodio puede causar que los ojos se pongan rojos si entra en contacto con ellos. El polvo del citrato de sodio puede causar una irritación severa del tracto respiratorio si se inhala, resultando en tos, así como también en dolor de garganta.