Cómo ganar músculo para golpear más fuerte y más rápido

Escrito por Sam Grover
Aumentar el poder de tu golpe incrementará tu éxito sobre el ring de boxeo.
young man shadow boxing image by david hughes from Fotolia.com

Los puñetazos duros y rápidos son impulsados por los músculos superiores del cuerpo: brazos, hombros y torso. Hay dos métodos para fortalecer esos músculos de modo que puedas golpear rápido y fuerte. Uno es usar una bolsa de entrenamiento; y el otro, es recurrir a las pesas. Combinando ambos, verás mejoras en cuanto a fuerza y velocidad.

Utilizando pesas

Usa un banco de pesas. Acuéstate en el banco con una barra sobre tu cabeza, bájala al pecho y vuelve a alzarla. Este ejercicio trabaja toda la zona superior --brazos, hombros, torso y cuello--. Empieza con un peso liviano y auméntalo gradualmente hasta que puedas hacer sólo cinco repeticiones, ese es el número ideal para un entrenamiento de fuerza.

Haz prensas con dos mancuernas. Siéntate en un banco con las mancuernas a la altura de los hombros y empuja sobre tu cabeza. Este ejercicio trabaja tu espalda y hombros, los cuales son fundamentales para tener un golpe poderoso.

Practica golpes derechos y hacia arriba con las mancuernas en las manos. Practica el golpe en el aire, no sobre la bolsa mientras tengas las pesas en las manos. Esto fortalecerá tus músculos y mejorará tu movimiento tal como si lo practicarás durante una pelea. Esto es fuerza funcional.

Repeticiones de golpes

Boxea con tu sombra usando un espejo. Esta actividad mejorará tu resistencia y te mostrará en qué áreas tienes problemas.

Entrena a intervalos con la bolsa. Golpea una bolsa pesada tan fuerte como puedas durante dos o tres minutos, descansa uno. Eso es lo que duran las peleas en el ring. La naturaleza intensa de este ejercicio llevará a fortalecer los músculos.

Entrena con alguien para ejercitar --de la manera más realista posible-- los músculos y las habilidades que vas desarrollando.

Advertencias

No te exijas de más. Haz los ejercicios correctamente en tiempos adecuados y con descanso suficiente entre los entrenamientos.