Cómo ganar altura en el salto vertical sin un programa especial de ejercicios

Escrito por Steve Silverman
Incrementar tu salto vertical te ayudará a otener un mayor rendimiento en diversos deportes.
Ezra Shaw/Digital Vision/Getty Images

Ganar centímetros en tu salo vertical es un objetivo estándar para muchos atletas. Poder saltar más alto es benéfico en deportes como basquetbol, voleibol, fútbol americano y soccer, pero es indicativo del poder explosivo y de la velocidad que también pueden ayudar en otros deportes. No tienes que entrar a un gimnasio o inscribirte en un programa de salto vertical. Puedes hacerlo por tu cuenta y mejorar tu capacidad de salto.

Haz levantamientos de pantorrillas para fortalecer la parte inferior de tus piernas. La mayoría de la potencia y la fuerza utilizadas en el sato vertical provienen de los músculos de las pantorrillas. Uno de los mejores ejercicios que puedes hacer es permanecer a la mitad de una habitación sobre una superficie dura y levanta los dedos de tus pies. Mantén las pantorrillas levantadas durante dos segundos y regresa a la posición original. Hazlo 30 veces, descansa durante 30 segundos y repite la serie.

Lleva a cabo flexiones profundas de rodillas para fortalecer la parte superior de tus piernas y tus glúteos. La mayor parte de la potencia en tus saltos proviene de los músculos de tus pantorrillas, pero obtendrás los centímetros finales ejercitando tus tendones y tus glúteos. Las flexiones profundas de las rodillas son buenas para esto. Coloca tus manos sobre tus caderas y agáchate hasta llegar a una posición similiar a la postura de un receptor en béisbol. Levántate hasta llegar a una posición de pie. Haz 20 repeticiones, descansa durante 30 segundos y después repite la serie.

Fortalece los músculos centrales de tu cuerpo con el fin de incrementar tu potencia para saltar. Haz ejercicios abdominales para fortalecer tu región central. Acuéstate sobre el piso y dobla tus rodillas en un ángulo de 45 grados. Coloca tus manos detrás de tu cabeza y después levanta tu cabeza de 10 a 12 pulgadas (de 25,4 a 30,48 cm). Haz 25 repeticiones, descansa durante 30 segundos y repite la serie.

Utiliza pesas para los tobillos mientras haces tu vida normal. Úsalas mientras caminas en casa, cuando vas de tu casa al trabajo y viceversa, y en el resto de tus actividades diarias. Estas pesas deben tener un peso máximo de entre 1 y 1 1/2 libras (de 0,45 a 0,68 kg). Úsalas cada dos días.

Usa suelas para salto y visita la pista de carreras de tu escuela secundaria o universidad local para trabajar en tu propia rutina. Una de las mejores cosas que puedes hacer es pegar estas suelas a tus zapatos para ejercitarte y después lleva a cabo carreras de velocidad. Corre a lo largo de 25 yardas (22,86 m), camina 25 yardas (22,86 m) y repite la rutina. Descansa durante 30 segundos después de cada 100 yardas (91,44 m) y después repite la serie.

Consejo

Mantén una dieta sana que incluya frutas frescas, vegetales, pollo y pescado.

Advertencias

Si has tenido problemas en tus rodillas anteriormente, debes evitar las flexiones profundas de rodillas.