Cómo fingir un desmayo

Escrito por Contributor
David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Si estás en un juego que requiere que te desmayes o simplemente quieres engañar a tus amigos, debes saber cómo hacerlo de manera realista sin lastimarte. Los pasos siguientes te mostrarán cómo fingir un desmayo.

Disminuye la velocidad de lo que estés haciendo. Si estás caminando, hazlo más lento. Si estás hablando, habla más despacio y así sucesivamente.

Entorna los ojos y parpadea rápidamente. Finge una mirada de dolor como si no te sintieras bien y no pudieras enfocar los ojos.

Informa que no te sientes bien. Menciona a los que te rodean que estás mareado y aturdido.

Dobla las rodillas gradualmente. Para proteger tu cuello, inclina tu cuerpo hacia adelante e introduce la barbilla en el pecho cuando caigas. Si estás sentado, desliza tu asiento al suelo.

Enróllate sobre un lado de la columna vertebral como si cayeras. Asegúrate de que tu cabeza lo haga suavemente sobre el suelo.

Permanece en el suelo con los ojos cerrados. No tienes que estar completamente inmóvil. La gente inconsciente a veces se mueve y no tiene ningún control sobre sus extremidades.

Cuando te recuperes, siéntate lentamente y deja que las personas que te rodean te levanten. Tómate algún tiempo antes de volver en ti nuevamente. Coloca la cabeza entre las rodillas mientras descansas.

Consejo

Siempre puedes caer hacia atrás encima de alguien que sepas que te cogerá si tienes miedo de que tu caída parezca falsa. La velocidad a la que caigas determinará si tu desmayo parecerá real o falso. Debes caer rápidamente y sin mirar detrás de ti cuando lo hagas.

Advertencias

No caigas directamente sobre la columna vertebral, la cadera o el coxis. No pegues con tu cabeza contra el suelo. No contengas tu respiración o podrías encontrarte con alguien encima de ti realizando una maniobra de RCP. No permanezcas demasiado tiempo desmayado o alguien se verá obligado a llamar una ambulancia.