Cómo extraer sangre de venas difíciles de alcanzar

Escrito por Contributor
Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Si trabajas como enfermera o flebotomista, es probable que te hayas encontrado con pacientes que tienen venas difíciles de alcanzar mientras se les saca sangre. Esto puede ser difícil para ti y doloroso para el paciente, quien está siendo pinchado repetidamente mientras estás buscando esa vena. Aquí hay algunos pasos para ayudar a encontrar esa vena difícil de alcanzar para sacarle sangre.

Aplica un torniquete, tal como una correa de goma tirante sobre la parte superior del brazo del paciente. Haz que el paciente apriete y afloje su mano por varias veces.

Golpea ligeramente con tus dedos sobre el área para que las venas se hinchen. Además podrías aplicar un paño caliente sobre el brazo, esto ayudará a que la vena se marque hacia afuera.

Pide al paciente que cuelgue ambos brazos para permitir que la sangre fluya más libremente por las venas. Elige el brazo que tenga las venas más pronunciadas. Frecuentemente, un brazo tendrá venas más difíciles de alcanzar que el otro.

Permite al paciente que realice algunos levantamientos de brazo o giros de muñeca para que haya mas sangre circulando dentro de las venas en los brazos.

Asegúrate de que estés insertando la aguja correctamente, con la punta hacia abajo y el orificio de ésta hacia arriba. Esto permite a la aguja deslizarse más fácilmente dentro de la vena.

Consejo

Asegúrate de que el paciente esté hidratado. Un paciente deshidratado tendrá venas difíciles de alcanzar. Una mayor cantidad de fluidos ayuda a llenar las venas volviéndolas mas pronunciadas. La práctica hace a la perfección. Practica tu técnica para sacar sangre de la venas tanto como puedas (no necesariamente sacando sangre, si no practicando los métodos). Escucha a tus pacientes, ellos podrían haber pasado por este proceso varias veces para saber cuáles venas sirven mejor para ellos.