¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo extraer el cerumen impactado del oído

Escrito por María Silvana Costanzo | Fecha actualizada August 31, 2018

Las personas con oídos afectados por un tapón de cerumen, se quejan de mareos, pérdida de la audición e irritabilidad. Recuerda que mientras los oídos afectados requieren atención médica, algo de cerumen es normal. Las glándulas en el conducto auditivo externo producen cera para mantener el canal lubricado y limpio. A medida que se forma la cera, se mueve lentamente hacia la apertura de tu oído. La cera contribuye a mantener el agua fuera y atrapa las partículas extrañas como el polvo y la suciedad. Si tienes los instrumentos adecuados, como gotas de oído y glicerina carbonatada, puedes deshacerte de la acumulación de cera en tu casa, sin necesidad de consultar a un especialista.

El conducto auditivo externo

El conducto auditivo externo está recubierto por glándulas que producen un aceite llamado cerumen. Cuando en el conducto se acumula mucha cantidad de cera, se produce un tapón de cerumen y como consecuencia la perdida de la audición. Existen algunos remedios caseros para ablandar y eliminar el cerumen. Si con tratamientos no hay mejoría o aparecen otros síntomas acompañantes, es recomendable consultar a un especialista.

Sigue leyendo: Causas de la cera de los oídos calcificada.

Materiales necesarios para eliminar la cera en el oído

  1. Glicerina carbonatada.
  2. Un gotero.
  3. Bolas de algodón.
  4. Gotas de oído.
  5. Una jeringa de goma para el oído.
  6. Una toalla.

Primer paso para sacar la cera de tu oído

Prepara la glicerina, un gotero y una bola de algodón para poner las gotas en tu oído. Introduce la glicerina en el gotero, luego inclina tu cabeza hacia el lado opuesto y pon tu oreja afectada sobre tu hombro. Esto eleva y expone tu oído afectado. Con la cabeza inclinada, aprieta lentamente el gotero hasta que tengas de tres a cuatro gotas de glicerina en tu oído. Coloca la bola de algodón en tu oído. Deja la glicerina y el algodón hasta el día siguiente. Cuando te duches, saca la bola de algodón y enjuaga suavemente tu oído, dejándolo drenar. Duerme con una toalla en la almohada mientras se realiza este tratamiento para que tu ropa se mantenga limpia. Repite este paso hasta que la cera impactada se ablande y se desaloje. Muy a menudo, necesitarás una sola aplicación.

Segundo paso para sacar la cera de tu oído

Compra gotas de oído que contengan peró*xido de carbamida*, si el tratamiento de glicerina no funciona. Las gotas de oído son un medicamento de venta sin receta eliminador de cera del oído. Llena el aplicador con las gotas, inclina tu cabeza, dejando al descubierto el oído afectado. Pon dos gotas y coloca una bola de algodón en el oído. Haz esto dos veces al día. En medio de la dosis, toma la bola de algodón y limpia tu canal auditivo. Para ello, consigue una jeringa de goma para oídos (se puede comprar en la farmacia) y una toalla. Párate de modo que tu cabeza esté sobre el lavabo del baño y cubre con la toalla sobre tu hombro y bajo el oído afectado. Llene la jeringa con agua tibia y suavemente apriétala en el oído. Este proceso elimina el cerumen impactado. Repite todo el proceso según sea necesario durante un período de cuatro días.

Tal vez te pueda interesar: ¿Qué causa el exceso de cera en las orejas?

Tercer paso para sacar la cera de tu oído

Usa aceite mineral o de bebé en el oído si no tienes acceso ya sea a la glicerina o a las gotas de oído. Obtén el aceite, el gotero y una bola de algodón. Coloca el aceite en el gotero. Inclina la cabeza hacia el lado opuesto, poniendo tu oído afectado sobre tu hombro para elevar y exponer el oído afectado. Aprieta lentamente el gotero con la cabeza inclinada hasta que tengas de tres a cuatro gotas de aceite en el oído. Coloca la bola de algodón en el oído y luego deja el aceite y la bola de algodón hasta el día siguiente. Cuando te duches, saca la bola de algodón y enjuaga suavemente tu oído, permitiéndole que se drene. Duerme con una toalla en la almohada mientras se realiza este tratamiento. Repita este paso hasta que la cera impactada se ablande y se desaloje. Muchas veces con este método, sólo una aplicación será necesaria.

Sigue leyendo: Cómo usar agua oxigenada para remover la cera del oído

Consulta a tu médico

Consulta a tu médico si has tratado de eliminar la cera de los oídos por tu cuenta, pero sin éxito. Éste puede eliminar fácilmente la cera impactada en su clínica con instrumentos especiales. También puede ver profundamente en tu oído con un otoscopio, asegurando que la cera está eliminada por completo. Si hay algún daño o infección, te recetará antibióticos o medicamentos para el dolor hasta que tu oído se haya recuperado del todo.

Tal vez te pueda interesar: La mejor manera de limpiar tus oídos

Precauciones que debemos tener.

El uso de dispositivos para hurgar en tus oídos es peligroso. Cada vez que pones un objeto dentro de tu canal auditivo, corres el riesgo de ruptura de la membrana del tímpano. Evita el uso de hisopos de algodón en los oídos. En la mayoría de los casos de impactación, una torunda de algodón ha sido utilizada. Los hisopos o cotonetes de algodón no quitan la cera, sino que la empujan más lejos en el canal auditivo donde no pertenece. La cera continuará acumulándose en lo profundo del oído, hasta que se produzca la oclusión por cerumen.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.