Cómo extraer aceite de las semillas de uva

Escrito por Larisa Cox

Generalmente en la cocina se sustituye al aceite de oliva con el de uva. A los cocineros les gusta usarlo porque tiene un punto alto de humo y un leve gusto a nuez. Las propiedades humectantes y antioxidantes de este aceite lo hacen un ingrediente popular para cremas y lociones. La gente lo ha producido por miles de años, aunque algunos de los métodos que se usaban antiguamente para extraer el aceite han caído en desuso. Usar un extractor de aceite está entre las opciones más convenientes para hacer la tarea hoy en día.

Remueve las semillas del orujo de la uva, que han quedado luego de haber hecho el jugo. El orujo de uva está formado por la piel de la uva, las semillas y los tallos.

Limpia completamente las semillas. La basura puede afectar la calidad del aceite y dañar tu extractor de aceite. Quita las partes grandes de basura y deja correr el agua sobre las semillas.

Coloca las semillas sobre un repasador para que se sequen.

Chequea el nivel de humedad de las semillas. Usa un probador de humedad para asegurarte de que la humedad no exceda el 10%. Las semillas húmedas producen muy poco aceite.

Enchufa y prende el extractor de aceite.

Coloca las semillas en el extractor. Una barrena de metal las aplastará a baja velocidad y el aceite irá hacia la jarra colectora.

Vierte el aceite en las botellas de almacenamiento. Séllalas ligeramente con un corcho o una tapa de rosca.

Almacena las botellas en un lugar fresco y oscuro, para evitar que el calor y la luz afecten la calidad del aceite y su vida útil.

Consejo

Puedes comprar las semillas o sacarlas de las uvas y secarlas. Los minoristas en línea venden semillas de uvas en pequeñas o grandes cantidades (fíjate en los vínculos de la sección "Recursos" de más abajo).