Cómo exfoliar los pies para una pedicura

Escrito por Contributor
Exfolia los pies para una pedicura.

Cuando los pies desarrollan callos y grietas por la sequedad, también desarrollan un olor desagradable. Una pedicura con exfoliación remueve las células muertas de la piel y los desechos atrapados debajo de la piel, y ayuda a remover callos. Cuando te hagas una pedicura en tu casa, puedes hacer tu propia crema exfoliante y ahorrar dinero, además puedes agregar tu aceite aromático preferido, como el de lavanda o menta.

Saca los callos y la piel muerta de tus pies con una lima de esmeril. Utiliza movimientos suaves de atrás a adelante para remover las capas muertas externas. Haz ésto antes del baño tibio para tus pies.

Coloca los pies en un balde con agua tibia por al menos cinco minutos. Puedes agregar sal u otros productos que suavicen la piel si lo deseas.

Levanta un pie fuera del agua y aplica crema exfoliante con movimientos circulares pequeños. Aplica crema en una esponja vegetal o piedra pómez para ayudar a reducir los callos. La exfoliación aumenta la circulación, estimula el flujo linfático, remueve la piel muerta y suaviza la superficie de la piel. Ten cuidado cuando exfolies la parte superior del pie.

Vuelve a colocar el pie en el baño y enjuaga la crema exfoliante.

Repite los pasos 3 y 4 en el otro pie.

Saca los pies del baño y sécalos. Envuélvelos en una toalla tibia por cinco minutos.

Aplica una loción suave y masajea los pies. Las lociones de menta dejan una sensación refrescante y de hormigueo en los pies.

Consejo

Utiliza una esponja lijadora en vez de una esponja vegetal para variar. Haz tu propia crema exfoliante mezclando 10% de manteca de karité con aceite de coco y semillas de amapola.

Advertencias

Hacer una exfoliación con una pedicura más de una vez a la semana puede causar un aumento del grosor de la piel y generar una apariencia áspera de la piel. Detén la exfoliación si la piel de los pies está muy sensible al proceso o parece inflamada.