Cómo evitar que una persona entre en estado de shock

Escrito por Contributor
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

Una persona puede sufrir un shock por muchas razones diferentes. Al entrar en estado de shock, pueden estar presentes los siguientes síntomas: mareos, desmayos, piel húmeda y fría, respiración irregular, pulso rápido, debilidad, vómitos y sed. A medida que el shock progresa la víctima puede quedar inconsciente, con los ojos hundidos y la piel puede presentar manchas rojas. Sin tratamiento podría morir, su temperatura corporal podría caer y provocar la muerte.

Evalúa el estado de la víctima inmendiatamente para verificar si está en estado de shock luego de asegurarte de que respira y haber detenido cualquier sangrado importante. Si la persona ya está en shock, debes llevarla inmediatamente a una sala de emergencias. Si muestra signos de que va a entrar en shock, hay algunas cosas que puedes hacer para evitarlo.

Coloca a la víctima en posición sentada con la cabeza entre las rodillas, si está sufriendo síntomas menores de shock, como mareos. A medida que la sangre retorna a su cabeza, su cuerpo comenzará a funcionar de nuevo normalmente.

Si está sufriendo también otros síntomas de shock, coloca la víctima recostada sobre su espalda en el piso. Eleva sus pies por encima de su corazón.

Afloja la ropa de la víctima a la altura del cuello y la cintura, y también en cualquier otro lugar donde esté apretada o tirante. Cúbrela con una frazada para evitar que se enfríe.

Mecla una cucharadita de sal y 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en un cuarto de galón (0,94 l) de agua a temperatura ambiente. Si la víctima está consciente y no ha vomitado, dale 1/2 taza de esta solución lentamente y de a sorbos durante un período de 15 minutos. Si la víctima tiene dificultades para permanecer consciente o vomita, no le des nada para beber.

Consejo

Si tienes que dejar a la víctima sola para ir en busca de ayuda, realiza todos estos pasos primero y asegúrate de que esté estable. Luego déjala para ir en busca de ayuda y regresa lo más rápido que puedas. Si la víctima está al aire libre al sol, si puedes muévela hacia la sombra o haz algún tipo de refugio que le provea sombra.

Advertencias

No muevas a la víctima si piensas que puede tener algún hueso roto. En el caso de una herida en la cabeza, es preferible elevar la cabeza y los hombros en lugar de los pies. Si hay fracturas o si no estás seguro de qué parte del cuerpo debe ser elevada, déjala recostada sobre su espalda. Si la víctima está vomitando o sangrando por la boca, colócala de costado para evitar que se ahogue.