Cómo evitar que se seque la garganta

Escrito por David Bishop
Una garganta seca e irritada es a menudo un efecto secundario de un resfriado común.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las molestias de garganta son un verdadero "dolor de cabeza" para aquellos que las sufren. Los resfriados, la faringitis por estreptococo, el consumo de alcohol y el tabaquismo son algunas de las causas más comunes de dolor y sequedad de garganta. La mayoría de los casos se mejoran por sí solos después de unos días, pero algunos otros son provocados por infecciones que pueden requerir el uso de antibióticos. Los ataques ocasionales de tos y sequedad en la garganta se pueden aliviar con remedios caseros y fáciles de conseguir o con medicamentos de venta libre.

Vierte una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia, haz gárgaras y escupe la mezcla. Repite el procedimiento varias veces al día.

El té caliente puede mejorar una garganta seca.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Toma una taza caliente de té de manzanilla cuando tu garganta se sienta seca. Agregar miel te puede traer un alivio adicional.

El vapor puede ayudar a mantener tu garganta húmeda.
Comstock/Comstock/Getty Images

Usa un humidificador para ayudar a mantener la humedad en la garganta o toma una ducha caliente que dure un buen rato y respira el vapor que se genere.

Chupa una pastilla para la garganta o un caramelo macizo. Esto aumentará la producción de saliva, lo que evitará que la garganta se seque. Por su parte, los ingredientes de una pastilla medicada pueden ayudarte con el dolor.

Consejo

Bebe agua y otros líquidos para mantener el cuerpo hidratado durante cualquier enfermedad.

Trata de evitar el tabaco y el humo de segunda mano. Esto te secará la garganta.

Advertencias

Las tabletas y los caramelos para el dolor de garganta pueden provocar asfixia en niños pequeños.