¿Cómo evitar que el agua te entre en la nariz mientras nadas?

Escrito por Eric Cedric
Mantén el agua lejos de tu nariz y diviértete en el agua.
Goodshoot RF/Goodshoot/Getty Images

Si nadas, ya sea competitivamente o de otra forma, una contra es que te entre agua en la nariz. No solo es irritante, sino que puede ser peligroso. Cuando el agua entra a los pulmones a través de las vías nasales, se crea la posibilidad de infecciones en el pecho y los pulmones. Si nadas, necesitas una manera eficaz de mantener el agua fuera de tu nariz mientras estás debajo del agua o braceando. Afortunadamente, hay técnicas que permiten respirar sin agua.

Coloca un bol grande para ensaladas lleno de agua en la mesada. Coloca tu cara en el agua y practica soltar burbujas mientras tu nariz está bajo la superficie del agua.

Controla el flujo de burbujas que sale de tu nariz y encuentra el balance entre la exhalación a través de la nariz y que no entre agua en las cavidades de la nariz. Acostúmbrate a esto, luego ve al lago o a la piscina.

Ve a nadar y lentamente muévete por el agua, practicando la técnica aprendida del proceso del bol.

Sumérgete bajo el agua y date vuelta para que tu rostro enfrente la superficie del agua. Mientras te das vuelta, comienza a soplar más fuerte por la nariz. A medida que tu posición bajo el agua cambie, la presión de agua aumentará en la nariz. Sopla más fuerte para evitar que el agua entre.

Usa tapones nasales si nadas largas distancias o con fuertes olas. Estos poseen una soga para el cuello y un broche que debes presionar sobre tu nariz para evitar que el agua entre. El lado negativo de este aparato es que no puedes exhalar por la nariz y da una sensación de presión en la nariz que a algunos no les gusta.