Cómo evitar pensar demasiado a la noche

Escrito por Kimberly Turtenwald
La falta de sueño puede hacerte sentir cansado en momentos inoportunos.
Jupiterimages/Creatas/Getty Images

A algunas personas les resulta difícil apagar su mente para dormirse a la noche, lo que conduce al insomnio a causa de la cantidad de pensamientos que surgen en su mente. Este problema es incluso más acentuado en personas con problemas de salud mental, como ansiedad o depresión. Cuando no puedes dormir porque no dejas de pensar, terminas no descansando lo suficiente y repitiendo el ciclo noche tras noche. La única manera de descansar lo suficiente es averiguar el modo de detener tus pensamientos.

Relájate antes de ir a dormir y deja que tu mente se desconecte. Evita actividades sobreestimulantes, como mirar televisión o usar la computadora. En cambio, lee un libro o juega un juego de mesa.

Toma un baño o una ducha relajante antes de acostarte. El agua tibia relaja tus músculos y le indica a tu cuerpo que es hora de descansar.

Fíjate que tomas antes de irte a dormir. Los estimulantes, como el alcohol y la cafeína, pueden despertar tus pensamientos en vez de permitir que te relajes y te prepares para descansar. Evita tomar cualquier bebida una hora antes de acostarte para asegurar que no te despiertes para ir al baño.

Crea una rutina de ejercicio para realizar a diario. El ejercicio no sólo te ayudará a sentir cansancio, sino que también hará que tu cuerpo esté más sano, lo que resulta en un mejor sueño. Incluso si tu rutina consiste en ir a caminar todas las noches después de cenar, todo ayuda.

Escribe tus preocupaciones durante el día y dedica un tiempo específico para pensar sobre los asuntos que te molestan. Los pensamientos asiduos que experimentas a la noche suelen ser resultado de un día ajetreado que no te dio tiempo para considerar tus preocupaciones. Aborda estas preocupaciones antes de irte a dormir para evitar que tu mente siga pensando sobre las mismas cuando quieras dormir.

Consejo

Busca ayuda de un médico o terapeuta si no logras calmar los pensamientos y estás perdiendo horas de sueño. A veces, es necesario medicación durante un corto período que te permite ajustar tu sueño.