Cómo evitar los poros tapados con la piel grasa

Escrito por June Lee

La suciedad, el aceite y el maquillaje pueden obstruir tus poros, especialmente si tienes piel grasa. Lamentablemente esto puede contribuir a que te salgan manchas y brotes. Si utilizas productos fuertes para luchar contra los poros tapados, estos pueden irritar tu piel aún más, dejándola enrojecida y manchada. Para evitar esta condición y dejar tu piel suave y limpia debes cuidarla adecuadamente, usando productos suaves de limpieza. Añade unos simples pasos a tu rutina de belleza diaria para mantener tu piel radiante y saludable.

Limpia tu rostro con un lavado facial suave, no comedogénico. Estos productos que son a base de agua, son menos propensos a tapar tus poros. Lava tu cara cada noche para remover la suciedad, el aceite y el maquillaje, que pueden tapar tus poros. Evita limpiar demasiado tu rostro ya que lo puedes dejar seco,y esto genera una producción innecesaria de aceite. Límpialo dos veces al día. Lávate con agua tibia para que se abran los poros. Enjuaga abundantemente, asegurándote de no dejar residuos de jabón.

Aplica un tónico a tu piel sin alcohol, con ingredientes calmantes como la avellana. El tónico te ayudará a remover las impurezas, incluidos los residuos de jabón que quedan luego de lavarte el rostro. Para utilizarlo correctamente, aplícalo sobre una bola de algodón y frota suavemente tu cara, evitando los ojos.

Aplica un humectante no comedogénico luego del tónico. Un humectante suave es lo ideal para la piel grasa, ya que la mantiene hidratada sin añadirle elementos pesados o grasa. Busca humectantes no comedogénicos que también contengan un filtro de protección solar, para protegerte del sol.

Exfolia tu piel con un exfoliante natural una vez a la semana para eliminar la piel muerta, que puede tapar tus poros. Evita los que contienen químicos fuertes que pueden irritar la piel. En su lugar, utiliza los naturales, basados en frutas para que quiten suavemente las células muertas. Estos exfoliantes ayudarán a que tu piel se vea más suave y tersa.

Aplícate el maquillaje con moderación. En lugar de unas bases líquidas pesadas, utiliza polvo compacto libre de aceite. Las bases pesadas pueden asentarse en tus poros, dejándolos obstruidos. Siempre remueve le maquillaje con un limpiador suave antes de irte a dormir.

Evita tocarte la cara a menudo, especialmente luego de comer o de hacer ejercicio. Esto puede introducir suciedad y bacterias a tus poros.