Cómo evitar los gases después de comer brócoli

Escrito por Solomon Branch
El contenido de fibra del brócoli contribuye con los gases abdominales.
Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

El gas abdominal es un resultado de aire deglutido o un subproducto de la digestión de alimentos. El brócoli contiene celulosa y fibra, dos sustancias resistentes a la digestión conocidas por causar gases. Aunque los gases y los calambres asociados con comer brócoli pueden ser simplemente una molestia para la mayoría de la gente, aquellos con síndrome de colon irritable, enfermedad de Crohn y otros trastornos intestinales pueden experimentar dolor severo y un empeoramiento en su condición. Los gases que causan incomodidad significativa o interfieren con las actividades diarias requieren una evaluación médica y/o cambios en la dieta.

Incluye brócoli y otros alimentos con mucha fibra en tu dieta muy gradualmente. Esto le da tiempo a tu tracto digestivo para acostumbrarse al incremento de fibra, lo que tiene como resultado menos gases y calambres abdominales.

Mastica el brócoli por completo y lentamente para asegurarte de que se separe tanto como sea posible antes de tragarlo. Masticar lentamente también ayuda a evitar la ingestión de aire, otro factor que contribuye a los gases intestinales.

Cocina el brócoli antes de comerlo para que sea más fácil de digerir. Aunque cocinarlo reduce un poco el contenido nutricional del vegetal, proporciona una alternativa saludable a dejar por completo el brócoli. Coce tu brócoli al vapor en lugar de hervirlo para reducir la pérdida de nutrientes.

Incluye una variedad de vegetales en tu dieta que sean menos propensos a causar gases, como calabacines, pepinos y zanahorias, y come brócoli con menos frecuencia.

Prueba un suplemento de enzimas digestivas de venta libre. Las enzimas ayudan a tu cuerpo a descomponer los carbohidratos complejos en el brócoli que causan los gases. Sigue las instrucciones de la etiqueta.

Ten en cuenta otras fuentes de gases. Los gases que experimentas debido a comer brócoli pueden ser más fáciles de tolerar si experimentas menos gases a lo largo del resto del día. Evita beber con sorbetes, beber líquidos carbonatados, fumar, mascar chicle y chupar dulces. Todas estas cosas contribuyen a los gases abdominales.

Habla con tu médico si los cambios en tu dieta y los medicamentos de venta libre no logran aliviar tus síntomas, o si experimentas otros síntomas, como náuseas, pérdida de peso o sangre en las heces, además de los gases.

Consejo

La mayoría de las personas pasan gases en promedio 14 veces al día, de acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.