Cómo evitar el dolor durante un tratamiento de conducto

Escrito por eHow Contributor
Evitar el dolor durante un tratamiento de conducto.

El tratamiento de conducto tiene la reputación de ser doloroso. Pero en la mayoría de los casos los pacientes dicen que no duele más que la reparación de una caries. A menudo, las personas se refieren al dolor del canal radicular. En algunos casos, los dientes que necesitan ese tipo de tratamiento se pueden perforar sin anestesia y no lo sentirás.

Sométete a un tratamiento de conducto tan pronto como sepas que es necesario hacerlo. No esperes a que el diente se inflame y te duela. No hay necesidad de que sufras si sabes que es inevitable. Simplemente debes hacerlo.

Habla con el dentista antes del procedimiento. Obtén tanta información como puedas para que estés preparado.

Solicita a tu dentista que adormezca el diente que necesita el tratamiento de conducto. Este usará una anestesia local que adormecerá el diente por completo.

El dentista usará una sola inyección de anestesia si tu diente no está inflamado. Si se encuentra rojo e hinchado, deberá usar muchas dosis para adormecer el diente.

Toma analgésicos de venta libre si sientes dolor después del tratamiento de conducto. Prueba con aspirinas, ibuprofeno o acetaminofeno.

Consejo

Llama al dentista si aún sientes dolor después de un par de días o si tienes una gran inflamación.

Advertencias

No muerdas o mastiques con el diente afectado si tienes dolor después del tratamiento de conducto.