Cómo estirar zapatos que no son de piel

Escrito por Laure Justice
Shoes image by vertellis from Fotolia.com

Los zapatos hechos de materiales sintéticos no se estiran tan fácilmente como los de piel pero es posible hacerlo. Tendrás que combinar un tratamiento químico junto con algo de presión aplicada al interior de los zapatos. Compra el químico para estirarlos ya sea en línea, o en una zapatería local o con un zapatero, ya que el específico para piel usualmente no servirá en el vinilo.

Cubre tu superficie de trabajo con una capa de periódico o cartón. Esto protegerá tu mesa o mostrador del líquido para estirar zapatos.

Agita el líquido para estirar zapatos, y mantén la botella en posición vertical, a una distancia de los zapatos de aproximadamente siete pulgadas (18 cm) . Escoge un zapato para estirar primero. Rocía una capa uniforme de líquido a la superficie de vinilo, o superficie que no sea de piel, del zapato que elegiste. Deja de rociar antes de que el líquido empiece a gotear, pero rocía una capa lo suficientemente gruesa para que el zapato se vea húmedo.

Introduce la herramienta para estirarlo, hasta en el interior del zapato húmedo. Gira la manija del estirador en el sentido de las manecillas del reloj hasta alcanzar el tamaño deseado.

Rocía el líquido para estirar zapatos en el segundo zapato e inserta la otra herramienta para estirarlo. Expande la herramienta, luego deja que los zapatos se sequen completamente. Deja los estiradores en los zapatos hasta que te los vayas a poner.