Cómo estirar los músculos del omóplato

Escrito por Wendy Rose Gould
Aprende a estirarte para relajar las tensiones.
ULTRA F/Digital Vision/Getty Images

El músculo del omóplato (también conocido como romboide) es propenso a la tensión y el estrés debido a su ubicación. Al estirar esta zona puedes aliviar los efectos del estrés diario. Además, al estirar regularmente el músculo del omóplato puedes aumentar tu masa muscular. Esto es especialmente beneficioso para los nadadores, los luchadores y otros que utilizan su fuerza corporal con frecuencia. Independientemente de por qué quieres estirar la zona del omóplato, hay muchas técnicas sencillas que puedes utilizar.

Ejercicio 1

Siéntate y estira los pies hacia afuera para que estén frente a ti.

Dobla la rodilla izquierda y coloca el pie sobre la pierna derecha.

Agarra tu tobillo izquierdo con la mano izquierda. Coloca la otra mano detrás de tu espalda con las palmas completamente hacia abajo.

Pon tu barbilla hacia tu pecho y gira lentamente la parte superior del torso hacia tu mano que está apoyada en el suelo.

Haz lo mismo con la otra pierna.

Ejercicio 2

Párate derecho con los pies apoyados en el suelo. Ubícate de modo que queden separados según el ancho de la cadera.

Lleva ambas manos detrás de tu espalda y entrelaza tus dedos para que las palmas estén lejos de tu espalda.

Estira las manos hacia abajo y ligeramente hacia afuera, muy suavemente. Notarás que se estira el romboide o músculo del omóplato.

Repite este proceso, sólo que esta vez hazlo con las palmas hacia tu espalda. También intenta este ejercicio con las palmas hacia el suelo.