¿Cómo estimular el apetito en las personas mayores?

Escrito por Lee Woodard
Las personas mayores pueden llegar a perder el apetito.
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Durante el proceso normal de envejecimiento, los sentidos del olfato y del gusto disminuyen lo que contribuye a una pérdida de placer en el comer. Este proceso puede dar lugar a una pérdida de apetito en las personas mayores y puede ser agravado por las enfermedades o condiciones físicas y emocionales. Encontrar formas eficaces para estimular el apetito de las personas mayores puede contribuir positivamente a su desarrollo físico, mental y emocional.

Al estimular el sentido del olfato y el gusto de una persona de edad avanzada, estos remedios naturales estimulantes del apetito pueden producir los resultados positivos que estás buscando.

Estimular el apetito con especias y hierbas

La canela agrega sabor.

Añade canela como aromatizante para los platos como cereales y postres, o como té. El pan, bollos y roles de canela pueden ser adiciones sabrosas a una comida o como un bocadillo entre comidas.

Como una alternativa o un complemento al uso de la canela en los alimentos o como una bebida, pon uno o dos palos de canela en una olla con agua. Cocina a fuego lento en la estufa para liberar la fragancia de la canela.

El jengibre estimula el apetito.

El jengibre se puede utilizar de varias formas para estimular el apetito de las personas mayores.

Corta un pedazo 1/4 de pulgada (6,3 mm) de raíz de jengibre fresco para ser masticado.

Ofrecer una bebida de jengibre antes de las comidas o con la comida puede estimular el apetito y reducir cualquier mareo estomacal. Revisa las etiquetas de las bebidas de jengibre antes de comprarlas, ya que muchas de las marcas no contienen jengibre real.

Usa una prensa de ajo para exprimir el jugo de la raíz del jengibre fresco. Una o 2 cucharadas de este jugo, mezcladas con agua (ya que el jugo puede ser fuerte), pueden estimular el apetito y reducir cualquier náusea o mareo.

Haz té de lavanda ya sea con una bolsa de té o con 1 a 2 cucharaditas de flores de lavanda secas en 1 taza de agua. Hierve la mezcla durante 5 a 10 minutos, luego viértela en una taza. Este té puede ser consumido de 1 a 3 veces al día.

Haz té de menta usando 1 a 2 bolsitas de té de menta o añadiendo de 1 a 2 cucharaditas de hojas secas de menta en 1 taza de agua. Hierve la mezcla durante 5 a 10 minutos, luego viértelo en una taza. Este té se puede consumir a voluntad todos los días.

El arándano se puede utilizar para estimular las enzimas digestivas en la boca para estimular el apetito.

Hasta 16 onzas (473 ml) de jugo de arándano puro, no el cóctel de jugo, al día en cantidades divididas puede ayudar a aumentar el apetito. Si el jugo de arándano puro es demasiado ácido, añade el edulcorante Stevia al gusto o diluye con agua.

Cocina los arándanos frescos y sírvelos con una comida diaria.

Consejo

Deben considerarse otras medidas si estos remedios naturales no producen una mejora en el apetito. Consulta a tu proveedor de atención médica para obtener ideas adicionales.