Cómo erradicar los poros obstruidos de la zona genital

Escrito por Claire Jameson
Te sentirás mucho más cómoda en traje de baño una vez que hayas erradicado la obstrucción de los poros.
bikini girl image by Galina Barskaya from Fotolia.com

Los poros obstruidos pueden empeorar independientemente de la zona en la que aparezcan. Sin embargo, los poros obstruidos en la zona genital pueden ser particularmente incómodos, en especial al usar traje de baño o en situaciones íntimas. Puedes ocuparte de ellos en casa, de una forma simple y relativamente económica, pero debes consultar a tu médico si notas que los bultos empeoran o no mejoran. Los bultos y la irritación cercana a la zona de los genitales pueden ser un signo de infección o de una enfermedad de transmisión sexual.

Toma una ducha o un baño tibios. El vapor y el agua caliente abrirán los poros y permitirán una limpieza más sencilla.

Lava la zona de tus genitales con un limpiador que contenga ácido salicílico. De acuerdo con el Colegio Haverford, el ácido salicílico te ayudará a remover los poros obstruidos y a prevenir obstrucciones adicionales. De acuerdo con la Universidad de California, Santa Bárbara, el ácido salicílico también ayuda a curar y prevenir el crecimiento de vellos encarnados.

Aplica un astringente que contenga hamamelis de virginia o peróxido de hidrógeno a los poros. Ambos ingredientes ayudan a remover las células muertas y a matar las bacterias que obstruyen los poros. Los expertos de la Universidad de Columbia recomiendan astringentes que prevengan infección y crecimiento de vello encarnado.

El Chicago Tribune sugiere que laves tu ropa interior con agua con una taza de vinagre para matar las bacterias presentes en la ropa. Cámbiate la ropa interior a diario, en especial después de actividades que te hagan transpirar.

Habla con tu doctor o dermatólogo si los síntomas empeoran o no mejoran. Ellos pueden recetarte algún medicamento que te ayude a limpiar los poros y determine la causa de la irritación genital.

Advertencias

No apliques limpiadores o astringentes directamente a tus genitales, solo a la piel alrededor. Los genitales son sensibles y los productos químicos pueden causar quemaduras o sensación de ardor.