cómo entablillar un dedo

Escrito por Kenneth Coppens

Las tablillas de los dedos los inmovilizan después de una lesión. Pueden ser utilizadas para cualquier cosa, desde un esguince leve hasta un hueso roto. Inmovilizar el dedo reduce la cantidad de tensión puesta sobre él, que a su vez acelera el proceso de sanación. Las férulas para los dedos se pueden poner en cuestión de minutos y no requieren un entrenamiento especial para hacerlo. La próxima vez que tengas una lesión menor del dedo, te ahorrarás un viaje al médico, poniéndote tu propia férula.

Decide qué tipo de entablillado de dedo es mejor para tu lesión en particular. Las tablillas curvas son las mejores para fracturas, luxaciones y roturas. Las tablillas rectas son mejores para utilizar en las lesiones de la yema del dedo.

Coloca la férula en tu dedo con cuidado. No intentes doblar o estirar el dedo más de lo que quieres. Aplicar demasiada presión en el dedo puede empeorar la lesión. Si es necesario, dobla ligeramente la tablilla para que se ajuste cómodamente en tu dedo.

Envuelve al menos tres pliegues de esparadrapo alrededor de la punta y la base de tu dedo. La cinta necesita estar lo suficientemente apretada para que la férula no se pueda mover, pero no tan fuerte que tu dedo no mantendrá una buena circulación. No coloques la cinta directamente sobre la herida abierta.

Encinta tu dedo lesionado en el dedo directamente junto a él para inmovilizarlo aún más. El pulgar es la obvia excepción a esta regla.

Saca la tablilla hasta que la lesión sane. Vuelve a colocar la cinta todos los días para asegurarte de que se adhiera en todo momento.

Consejo

Pregunta a tu médico si estas inseguro acerca de qué tipo de tablilla utilizar. Consulta a un médico si piensas que te has dislocado o quebrado un dedo. Si una tablilla de dedo no está disponible, pon dos ramitas o ramas pequeñas a cada lado del dedo y asegúralas en su lugar con una cinta de zapatos. Es mejor no usar esto como un tratamiento a largo plazo.

Referencias