Cómo enjuagar tu boca con sal marina

Escrito por Morgan O'Connor
Teeth and Mouth image by Sujit Mahapatra from Fotolia.com

Enjuagar tu boca con una mezcla de sal marina y agua templada puede refrescar tu aliento, protegerte de una infección por un nuevo piercing en tu boca o incluso blanquear ligeramente tus dientes. Puedes hacer un enjuague bucal con sal marina en casa, usando elementos comunes que tienes en tu cocina. Dependiendo de los resultados deseados y de tu gusto, puedes agregar otros ingredientes, como extracto de menta y bicarbonato, a tu enjuague bucal casero.

Combina sal marina con agua templada en un vaso. Dependiendo del lo fuerte que desees el enjuague bucal, usa aproximadamente 1/2 o 1 cucharadita de sal por cada 8 onzas (200 cc.) de agua.

Toma un gran trago de agua salada. No llenes completamente tu boca hasta el punto que tus mejillas estén cargadas y apenas puedas mantener la mezcla en la boca, pero tampoco escatimes. Si tienes problemas para estimar una cantidad viable, llena completamente una mejilla y deja el resto de tu boca vacía.

Agita vigorosamente el enjuague bucal de agua salda dentro de tu boca, manteniendo tus labios bien cerrados. Trata de agitar el agua salada en cada sección de la boca y hacerlo aproximadamente la misma cantidad de tiempo en cada una. No tragues nada del enjuague durante el proceso.

Escupe el enjuague bucal de agua salada luego de 30 a 60 segundos de agitarlo vigorosamente.

Enjuaga muy bien tu boca con agua pura.

Consejo

Si quieres agregar bicarbonato o extracto de menta, hazlo en el Paso 1. Agrega la misma cantidad de bicarbonato que de sal. Si usas extracto de menta, utiliza aproximadamente 4 gotas cada 8 onzas (200 cc) de agua.