Cómo endurecer la piel para la escalada

Escrito por Cara Murphy
Deja de usar loción para manos si quieres endurecer tu piel.

Existen pocos deportes que causan un deterioro tan extremo (y dolor) a las manos suaves y los dedos como la escalada. Las rocas escarpadas y ásperas pueden rasgar y causar ampollas en los dedos, dejándolos con sangre o secreciones. La única forma de prevenir arañazos en el futuro es endurecer la piel. A medida que escalas, tus manos y dedos se endurecerán por su cuenta, pero existen algunos atajos que te pueden ayudar.

Corta los colgajos de piel que son el resultado de desgarros o ampollas. Corta un pedazo de cinta atlética para que se ajuste sobre la llaga y envuélvela alrededor de tu dedo ligeramente para que aún puedas escalar. Continúa escalando para endurecer tu piel a menos que el dolor sea muy grande.

Deja de usar loción para manos. En su lugar aplica alcohol desinfectante y quirúrgico cada dos días para endurecer y resecar ligeramente la piel. Discontinúa su uso si la piel queda muy seca ya que se agrietará.

Envuelve una pelota con papel de lija y apriétala cuando no estés escalando. La acción de apretar endurecerá tus manos mientras que el papel de lija endurecerá tu piel.