Cómo eliminar los mocos

Escrito por Beverlee Brick
Afortunadamente, existen muchos remedios caseros para quitar la congestión.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

La congestión puede hacernos miserables, ya sea que tus pulmones se sientan tapados, que te duela la cabeza o que la sinusitis te esté matando. Afortunadamente, existen muchos remedios caseros para quitar esa congestión.

La clave para todos los métodos que aparecen abajo es aflojar y eliminar la mucosidad. La mucosidad espesa no se desprende ni se elimina cuando toses. Cuanto más acuosa la mucosidad, más se puede desplazar, y más eliminarás cuando tosas.

Calidez y humedad

Instala un vaporizador en tu dormitorio. La alta concentración de humedad aliviará los pasajes bronquiales y te ayudará a eliminar la flema.

Toma una larga ducha o un largo baño y respira el vapor de agua lo más profundo que puedas.

Bebe mucho té, tómate tiempo para respirar el vapor mientras el té está en remojo. Algunas personas dicen que los tés de menta o eucalipto son especialmente buenos para este propósito. Tomar sopa es otra buena forma de lograr el mismo objetivo.

Para la congestión del pecho, colócate una almohadilla caliente en la parte alta del pecho. Si no tienes una almohadilla caliente hecha comercialmente, vierte dos tazas de arroz sin cocinar en un calcetín, haz un nudo en el extremo abierto, luego ponlo en el microondas por cuatro minutos aproximadamente para crear una almohadilla caliente.

Disuelve la mucosidad

Haz gárgaras con agua con sal. A pesar de que esto no limpiará tus pulmones ni el seno, limpiará la mucosidad de la parte superior de la garganta. También puede aliviar una garganta que se ha vuelto áspera de tanto toser.

Para la congestión en el seno, mezcla una cuchara grande de sal con una taza de agua tibia. Vierte la cucharada en cada orificio nasal y deja que se filtre por las cavidades del seno.

Come comidas picantes. El pimiento en comidas calientes es un expectorante natural. Diluirá la mucosidad en tu cabeza, garganta y pulmones. Te permitirá toser y eliminar cada vez más mucosidad .

Inhala tratamientos de vapor de eucalipto, menta o mentol. Esto se puede realizar cocinando agua con unas pocas gotas de extracto, o incluso gotas para la tos. Párate con tu cara sobre la cazuela y respira el vapor de agua que se desprende. Para más efectividad, cubre con una toalla tu cabeza y la cazuela.

Considera tomar un descongestionante sin receta para la mucosidad en la cabeza, o un expectorante para la mucosidad en el pecho. Estos diluyen químicamente la mucosidad y te permiten toser y encontrar tu camino a la libertad.

Consejo

Una "tormenta perfecta" para liquidar la congestión es una sopa picante. Combina el calor, la humedad y la dilución de la mucosidad en una dosis deliciosa. Una gran receta es combinar una sopa en lata de pollo con media lata de salsa enchilada. Pon todo a hervir (respirando mientras tanto el vapor), luego sirve y cómela.