Cómo eliminar el sarro en casa

Escrito por Crystal Lassen
BananaStock/BananaStock/Getty Images

El sarro es un depósito que se forma en los dientes debido a las técnicas inadecuadas en el cepillado y en el uso del hilo dental. El sarro se forma cuando la placa permanece en los dientes y se endurece. Puedes visitar a tu dentista para que haga el trabajo o probar algunos remedios caseros que probablemente te ayuden a eliminar la acumulación de sarro. Es importante que elimines la acumulación de sarro en tus dientes ya que puede producir caries, que darán lugar a otros problemas dentales.

Compra un enjuague bucal para el control del sarro. Úsalo al menos dos veces por día, a la mañana y a la noche antes de acostarte. De ser posible, usa el enjuague bucal luego de las comidas y los refrigerios. También puedes hacer buches con peróxido de hidrógeno para aflojar la acumulación de sarro. Asegúrate de no tragar ninguna de estas sustancias ya que podrían causar malestar estomacal. Deja actuar el enjuague bucal o el peróxido de hidrógeno durante uno o dos minutos antes de escupir y luego enjuaga tu boca.

Usa hilo dental a diario. Es aconsejable usar hilo dental al menos antes de ir a dormir ya que elimina la acumulación de placa que tuvo lugar durante el día. Pásalo entre todos los dientes. Llévalo contigo durante el día para que puedas usarlo durante los descansos del trabajo o la escuela. De este modo, controlarás el sarro con mayor efectividad. Además, invierte en un pico dental. Puedes comprarlo en farmacias o tiendas minoristas. Usa el pico dental para raspar el sarro de tus dientes. Ten sumo cuidado de no dañar tus encías ya que se trata de una herramienta afilada.

Compra un pasta dental para el control del sarro. Existen muchas marcas en el mercado y se pueden comprar en cualquier tienda que comercialice pastas dentales. Al cepillar tus dientes al menos dos veces por día con esta pasta, puedes reducir la formación y acumulación de placa en tus dientes, lo que disminuirá la formación de sarro.

Compra un cepillo de dientes nuevo. Busca uno mediano o incluso con cerdas duras. Estos cepillos de dientes pueden limpiar las partículas con mayor facilidad. Algunos de estos cepillos cuentan con una serie de cerdas elevadas, ideales para acceder a los espacios que se encuentran entre los dientes. Cepilla dos veces al día, con la pasta dental para el control del sarro, para combatir la formación de placa del modo indicado.