Cómo eliminar el cemento en polvo de tu ojo

Escrito por Melissa Habrat, COA
Los ojos son una parte vulnerable del cuerpo y deben protegerse cuando se trabaja alrededor del cemento.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los hombres y mujeres que trabajan en sitios de construcción están expuestos a peligros cotidianos. Esto es especialmente cierto cuando se trabaja con materiales corrosivos como el cemento en polvo. Los ojos son especialmente vulnerables a la exposición a materiales corrosivos, y aunque una lesión ocular puede ser aterradora, una lesión de este tipo debe ser atendida rápidamente. Si las partículas o polvo de cemento entran al ojo, la atención y el tratamiento rápido puede evitar daños o ceguera.

Elimina cualquier exceso de partículas de tu cara y lávate las manos.

Enjuaga el ojo continuamente con agua corriente durante un periodo de 15 a 30 minutos. Esto se puede hacer utilizando una estación de lavado de ojos, si está disponible; una solución salina estéril o agua corriente del grifo. Asegúrate de mantener los ojos tan abiertos como sea posible.

Llama al número de emergencias de tu localidad o haz que otra persona te lleve al área de emergencias de un hospital o al consultorio de un oftalmólogo.

Retira los lentes de contacto, si los estás usando, después del primer enjuague. si es muy doloroso, mantén los lentes en el ojo para que un otfalmólogo los retire.

Enjuaga el ojo hasta que recibas atención médica.

Sigue todas las instrucciones dadas por el oftalmólogo para el cuidado posterior al tratamiento. El cemento es corrosivo y puede causar daños graves, a veces permanentes, e incluso ceguera si no se trata adecuadamente.

Consejo

No frotes tus ojos. Frotar el ojo puede agravar cualquier daño causado por el cemento en polvo.

No utilices un lavaojos para enjuagarlos. El agua debe fluir continuamente para eliminar las partículas del ojo.

Usa siempre gafas protectoras que te queden bien al trabajar cerca del cemento y de otros materiales corrosivos

Advertencias

El no acudir con un oftalmólogo después de sufrir una quemadura química ocular por exposición al cemento en polvo podría resultar en daño ocular o ceguera.