Cómo elegir el hula-hula adecuado

Escrito por Erin Harty

Los hula-hula han estado presentes a lo largo de los siglos y se convirtieron en un juguete popular infantil en el siglo XVIII. Siglos anteriores, los niños se balanceaban con un palo o éste se usaba en concursos de hula-hula. Hipócrates prescribió el uso del aro como cura para los problemas de espalda, según Judith Lanigan, autora de "El hula-hula: un estudio sobre el tema". Los hula-hula son juguetes para el entretenimiento e instrumentos para ejercicios cardiovasculares y fortaleza de corazón, pero no existe un único tamaño que sirva para todos.

Considera tu edad y talla al tomar la decisión. Cuanto más baja y joven es una persona, necesitará una menor circunferencia de aro. Los niños usualmente necesitan un aro de 30 pulgadas. Los adultos de baja estatura y los jóvenes deberían usar un aro de 36 pulgadas y los adultos más altos deberían buscar un aro de entre 38 y 40 pulgadas.

Mide el aro contra tu cuerpo. Una vez que hayas encontrado un aro de aproximadamente la circunferencia correcta, ponlo derecho sobre un extremo y mídelo contra tu cuerpo. El hula-hula debería llegar a algún punto entre la parte superior de tu pecho y tu estómago, de acuerdo con la Guía de Dimesiones en línea.

Evalúa tu nivel de habilidad. Los aros más grandes son ideales para aquellas personas que están aprendiendo a usarlo. Los aros más grandes son más pesados y tienen una rotación más lenta, lo cual puede resultar más fácil de controlar para principiantes. Si ya te sientes a gusto con un hula-hula o quieres realizar trucos, elige un aro más pequeño, el cual es más liviano y gira con mayor rapidez.

Cronometra tu duración. Un hula-hula debería ser cómodo de usar y una vez que logras el movimiento hacia abajo, cronométrate. Usando el hula-hula indicado deberías poder mantener una rotación de manera cómoda por al menos 10 minutos por vez, según el minorista de aros Canyon Hoops.

Elige un hula-hula hecho de un material cómodo. No a todas las personas les gusta el plástico duro de la mayoría de los hula-hula. Si quieres un aro más suave, busca uno hecho de plástico flexible. Estos aros son usualmente más duraderos también.

Consejo

Los hula-hula más pequeños necesitan de mayor energía al rotar. Son los mejores para realizar ejercicios cardiovasculares y abdominales. Contrario a la creencia popular, el uso del hula-hula no requiere de un movimiento circular de las caderas sino más bien de un movimiento de arriba abajo lo que mantiene el aro arriba. Párate con un pie en frente del otro mientras haces el hula-hula para lograr la acción correcta para mantener el aro en movimiento. Los adutos de talla grande deberían considerar un aro de 44 pulgadas para un confort extra. Muchas empresas también producen aros hechos a medida.

Advertencias

Muchos hula-hula de ejercitación son publicitados como pesados, pero no hay una evidencia concluyente que indique que un hula-hula pesado te brindará una mejor ejercitación. No elijas el primer aro que encuentres. Si estás en una tienda que tiene variedad de tamaños y marcas, intenta varias antes de comprar para asegurarte de que adquieres el de mayor confort y el que más se adecúe a ti.