¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo el estrés emocional perjudica directamente a tu columna vertebral

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada July 25, 2017

A lo largo de nuestra vida la mayoría de las personas experimentan muchos síntomas negativos que perjudican su estado físico, mental y emocional, dichos síntomas tal vez lo asociamos a alguna enfermedad o a algo que comemos y nos cae mal. Pero no se imaginan que una de las principales y más frecuentes causas sea “el estrés emocional”.

Pero en realidad nos preguntamos, ¿qué es el estrés? No es más que la alteración o liberación excesiva de la hormona cortisol, la “hormona vinculada con el estrés”, en otras palabras se podría decir que el estrés es una reacción natural que presenta tu organismo ante situaciones que se perciben como amenaza, desafío o defensa.

Estrés agudo o crónico

Es importante saber que mientras el estrés se presente de forma aguda y a corto plazo o de breve duración no generamos un alto nivel de peligro hacia nuestro cuerpo. Pero si el estrés se manifiesta en forma crónica puede generar síntomas y enfermedades que van a perjudicar tu salud irreversiblemente. Algunas de estas enfermedades pueden ser:

  • Hipertensión
  • Enfermedades cardíacas: Insuficiencia cardiaca, infartos
  • Diabetes tipo 2
  • Obesidad
  • Problemas mentales: Ansiedad, depresión, insomnio, neurosis o ataques de pánico
  • Problemas de la piel, como acné, caída del cabello o urticaria
  • Problemas digestivos: Colon irritable, gastritis crónica, náuseas o diarreas

Lesiones

Además, el estrés puede llegar a ocasionar graves lesiones en nuestra columna. ¿Conoces a alguien que nunca haya tenido un dolor de espalda? ¡Exacto! Conoces a muy pocas las personas así. La presión “psicoemocional” incide en diferentes formas en nuestra espalda, “las emociones están presente en cada movimiento de nuestro cuerpo”.

Los síntomas más comunes son:

Dolor de cuello: El estrés puede empezar apoyándose de nuestro cuello, hombros y brazos. Generalmente es allí donde se genera la mayor tensión muscular del cuerpo humano, debido a los dolores que causa podemos inconscientemente optar por tomar posiciones no ergonómicas que llegan a afectar directamente a nuestra columna.

Lesiones lumbares: Los dolores en la cintura es una de los síntomas más frecuentes, pueden causar adormecimiento en la espalda baja y si el dolor suele tornarse muy fuerte, puede llegar a incomodarte a la hora de sentarte o caminar.

Espalda arqueada y escoliosis: La escoliosis se puede originar si tuviste que "doblarte" mucho en alguna situación que ameritaba estarlo o en circunstancias bruscas inesperadas. Las personas generalmente arquean la espalda si sienten que tienen presión en la oficina o en casa.

Ahora bien, la batalla no está perdida, podemos evitar y luchar por fortalecer nuestra mente y cuerpo para librarse del estrés de una vez por todas. A continuación, te aconsejaremos usar algunos de estos tips para controlar o evitar el estrés.

Controlar o evitar el estrés

Ahora bien, la batalla no está perdida, podemos evitar y luchar por fortalecer nuestra mente y cuerpo para librarse del estrés de una vez por todas. A continuación, te aconsejaremos usar algunos de estos tips para controlar o evitar el estrés.

Evita las situaciones intensas o que creas que te puedan ejercer un alto grado de presión.

La respiración profunda y adecuada es un factor indispensable para controlar el estrés, ayudando a tu cuerpo a entrar en un estado de relajación absoluta, conectando tu mente, cuerpo y espíritu. Inhala y exhala durante unos 5 segundos, repítelo cuantas veces quieras hasta conseguir un sentimiento de paz en tu cuerpo.

Adecuar el ambiente a tu comodidad: el ojo es el órgano emisor y conductor de millones de imágenes que le llegan a tu cerebro y que pueden incidir en muchos sentimientos positivos y negativos, por eso el percibir que el ambiente que te rodea te hace sentir cómodo originará en tu cerebro una reacción confortable y de felicidad que a su vez disminuirá tus niveles de estrés considerablemente.

Practica técnicas de relajación mental y corporal: yoga, meditación, relajación muscular progresiva de Jacobson.

Practica algún ejercicio físico: Correr, caminar, nadar o el deporte que más te guste. Realizar un ejercicio físico diario durante 30 minutos es suficiente para darle a tu cuerpo y mente esa tranquilidad y equilibrio que tanto necesitan.

Y por último te podemos dar el método de la “reflexión”, que no es más que conversar con tu alter ego, esa otra personalidad que sale a flote en los momentos de estrés, realizar una meditación de tu mismo ser y explorar las conductas, acciones o reacciones que has venido realizando en tu día a día, en qué puedes mejorar o cambiar y recuerda que:

No hay nada más importante y saludable que desarrollar una buena paz interior

No dejes de leer:

¿Qué sucede cuando duermes del lado izquierdo de tu cuerpo?