Cómo dormir con la nariz congestionada

Escrito por Contributor

Cuando luchas con un mal resfriado o una alergia crónica, una buena noche de sueño puede ser un reto si el malestar ha progresado a la etapa de la nariz congestionada. Prueba con los siguientes métodos para aliviar la congestión de forma que puedas respirar con facilidad en la noche y te sientas más descansado durante el día.

Eleva tu cabeza para ayudar a los senos a drenarse durante la noche. Ya sea que duermas con varias almohadas o coloques una toalla o sábana doblada debajo de una sola almohada. También puedes intentar colocando una tabla delgada bajo el colchón y luego levantando el lado de tu cabeza con algunos libros gruesos.

Incrementa la humedad en tu cuarto con un humidificador de vapor. Sin embargo, asegúrate de mantener fuera las impurezas del aire, llenando la unidad con agua destilada y semanalmente limpiarla llenándola y haciéndola funcionar con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre blanco (ver sección Recursos).

Considera usar una cinta adhesiva especialmente diseñada para levantar los pasajes nasales para mantenerlos abiertos a pesar de la congestión. Asegúrate de revisar el tamaño en la caja para conseguir el mejor ajuste.

Usa un rociador de descongestión nasal antes de dormir. Sin embargo, úsalo con moderación, pues el uso prologado puede causar hábito y posiblemente dañar la cobertura de la nariz. También puedes usa un rociador salino que simplemente humedecerá y aliviará tu nariz en lugar de estimular la descongestión.

Intenta destapar tu nariz haciéndola "fluir" parándote bajo una ducha caliente o tomando una bebida caliente para dejar que el vapor diluya el moco que obstruye tu nariz. También puedes comer algún bocadillo caliente y picante u oler objetos como barras de mentol o incluso una cebolla.