Cómo dormir con escoliosis

Escrito por Sandra Koehler

La escoliosis es un término médico para una curvatura anormal de la columna hacia un lado. En algunos casos, la columna vertebral también puede estar rotada o torcida. El dolor y la disfunción pueden acompañar a esta alineación ósea irregular, causando que el encontrar una posición confortable para dormir sea un desafío. Sin embargo, con un poco de paciencia, mediante ensayo y error, es posible encontrar una posición óptima para dormir con la escoliosis.

Coloca el cuerpo en posición supina sobre el colchón.

Sostén la cabeza y el cuello con una almohada, rollo de toalla o una cuña.

Coloca almohadas o rollos de toallas en la parte baja de la espalda y en el área alrededor de las caderas y cintura para apoyar la columna vertebral.

Añade almohadas extras o rollos de toallas en el lado elevado o curvado del cuerpo.

Descansa los antebrazos y las manos sobre una almohada.

Acuéstate sobre el lado que te resulte más cómodo. Rota la cadera y el hombro soportando el peso hacia adelante.

Coloca las almohadas o rollos de toallas bajo la cabeza y alrededor de las caderas en la zona de la cintura para apoyar la columna vertebral.

Coloca la pierna superior frente a la pierna que está soportando el peso y apoya con almohadas desde la rodilla hasta el pie.

Añade almohadas adicionales cuando sea necesario para apoyar todo el lado.

Coloca una almohada adicional a lo largo del torso para apoyar el brazo superior.

Consejo

El confort, y no la postura adecuada, es la clave para lograr una buena noche de sueño con la escoliosis. Las almohadas deben ser agregadas conforme sean necesarias tanto para la comodidad como para el apoyo adicional. Las almohadas deben ocupar cualquier vacío entre el cuerpo y el colchón.

Advertencias

Los cambios de posición deben hacerse cada dos horas para evitar la tensión muscular y circulatoria o problemas de presión.