Cómo diferenciar un esguince de una fractura de tobillo

Escrito por eHow Contributor
Aprende la diferencia entre un esguince y una fractura de tobillo.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Cómo diferenciar un esguince de una fractura de tobillo. Una persona sin experiencia suele confundirlas. Una fractura es en verdad una quebradura en uno de los huesos del tobillo. El que suele quebrarse es un hueso exterior pequeño llamado peroné. Un esguince es un desgarro de uno de sus 6 ligamentos. Aquí podrás distinguirlos.

Pregúntale a la persona lesionada cómo se lastimó. Un chasquido podría ser indicio de una fractura, en tanto que un ligero sonido de rasgadura se asocia a un esguince.

Revisa la articulación. Observa si la zona parece torcida o tiene protuberancias, además de la hinchazón. De ser así, puede que el hueso esté quebrado.

Prgúntale al lesionado si experimenta entumecimiento en el área del tobillo, pues puede ser un indicativo de una fractura.

Determina la intensidad del dolor que está experimentando la persona. El dolor agudo se relaciona con una fractura, mientras que el dolor menor (mejor descrito como malestar) se vincula al esguince.

Haz que la persona trate de mover la articulación. Si siente dolor al moverla lo más probable es que se trate de un esguince; si no puede moverla en lo absoluto, entonces seguramente está quebrada.

Aplica peso a la articulación. Si no puedes aplicarle al lesionado nada de peso probablemente sea porque el tobillo está quebrado. Si puedes aplicar el peso, pero es doloroso, lo más seguro es que solamente sea un esguince.

Haz que un médico examine el tobillo; te harán una radiografía para verificar que no tengas una fractura en ningún hueso del pie.

Consejo

Procura ocuparte de las heridas con la mayor precaución. Si hay alguna posibilidad de que la persona se haya lastimado la cabeza, el cuello o la espalda, no la muevas y llama a la ayuda médica de emergencia.

Advertencias

La mejor manera de estar seguro es visitar un médico. Esperar demasiado puede aumentar el dolor y el malestar. Por ejemplo, si el hueso está quebrado y esperas mucho tiempo, puede que el médico tenga que quebrarlo de nuevo para acomodarlo de forma correcta.

Referencias