Cómo diferenciar entre caspa y piojos

Escrito por Contributor

La caspa es un problema del que sufren muchas personas en el mundo. El cuero cabelludo resecado y escamado no es nada nuevo, ni es poco común. Por otro lado, los piojos son mucho menos comunes y mucho más preocupantes. Cuando ves partículas blancas en tu cuero cabelludo y cabello, debes poder diferenciar entre caspa y piojos. Es fácil, y puede hacerse en varias formas diferentes.

Mira tu cuero cabelludo en el espejo. Es una buena idea tener mucha luz cuando hagas esto, ya que puede ser difícil diferenciar entre los piojos y la caspa con poca luz. Si tienes un espejo con aumento, mejor.

Encuentra motas y manchas blancas en tu cuero cabelludo y cabello. Las motas blancas más arriba en el cabello normalmente son simple caspa, mientras que las que están más cerca del cuero cabelludo podrían ser cualquiera de las dos. Para estas se requiere una mayor inspección.

Péinate. Si las motas blancas se mueven libremente en el peine y en el mechón de cabello entonces probablemente solo sea caspa. Si se pega al cuero cabelludo probablemente sean piojos.

Lávate bien el cabello, repitiendo el proceso al menos una vez para obtener mejores resultados. Normalmente un solo lavado es suficiente para quitar la caspa. Una vez que te hayas lavado y secado el cabello vuelve a examinarlo. Si aún hay motas blancas, especialmente en la raíz del cabello, entonces probablemente tengas piojos.

Nota si te pica la cabeza. Aunque la caspa puede llegar a picar ocasionalmente, solo será un poco. Los piojos causan mucha picazón en el cuero cabelludo, y sin importar cuánto te rasques, la sensación no se va. Esta es una de las mejores formas de diferenciar entre los piojos y la caspa.

Consejo

Comienza un tratamiento contra los piojos apenas sea aparente, y no dejes que tus hijos vayan a la escuela mientras lo solucionas. En muchos lugares los niños tienen prohibido ir a la escuela si tienen piojos. Busca piojos con regularidad, especialmente en los niños. Es buena idea buscar piojos entre las visitas al doctor y cada uno o dos meses.

Advertencias

Si uno de tus hijos tiene piojos, es importante visitar ya a un médico que recomiende un tratamiento o intentar usar un tratamiento en champú contra los piojos.

Referencias